Kace se hace un buen par de pajotes | Sean Cody

Nariz ancha, cara risueña y orgulloso del cuerpazo y los musculos que está marcando con el trabajo en el gym a sus veintiún años, Kace bien podría ser ese vecino guaperas con el que te cruzas en el ascensor o en la puerta de entrada y que te hace tilín cuando le ves en pantalones de deporte y camisa sin mangas, imaginando cómo lo pasarías entre esos brazos fuertes que aún no saben medir bien su fuerza.

La sonrisa de Kace se evapora en el momento en que empieza a disfrutar del gusto de agarrarse la polla a mano llena. Es amigo del cinco contra uno, de acoplar todos los dedos al manillar y castigarse el nabo sin parar hasta escupir la leche. Le mola trempar mirándose los biceps y la tableta, pero cuando ya la tiene tiesa, se olvida de todo eso para dedicarse en cuerpo y alma a la paja con los ojos cerrados.

Apenas los abre de vez en cuando para mirar lo grande y gorda que la tiene. Qué estará imaginando el cabrón mientras se la menea. Quizá un culito prieto, o puede que sea todo un cerdete al que le guste estar rodeado de rabos esperando lefa. Mira por tu ventana cuando te levantes por las mañanas, puede que haya un Kace al que se le haya olvidado correr las cortinas y bajar la persiana mientras se da placer a solas.

ENJOY NOW KACE AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW KACE AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW KACE AT SEANCODY.COM

Botón volver arriba
Cerrar