La Familia Polla: Papá se folla al estudiante de intercambio | Family Dick

Después de tantos días en casa, Mike ya estaba hasta las pelotas del estudiante de intercambio. Al principio todo era muy guay, porque aprendió de él costumbres nuevas y se lo presentaba a sus amistades, pero a medida que el chaval iba cogiendo confianza, se pasaba más tiempo en casa con su padre que con él de juerga y tuvo que llegar la gota que colmó el vaso.

El pobre era un chivato y cuando le pilló registrando su maleta, en lugar de defenderse como un hombre, fue corriendo como una nenaza a molestar a mi padre para decirle que le estaba robando dinero. “Pero qué dices, ven aquí Mike, que vamos a enseñar a este muchachote buenos modales“, diciendo esto me puso boca abajo sobre sus piernas y me pegó unos azotes mientras el cabrón del estudiante de intercambio miraba atento con una sonrisa complaciente de haberse salido con la suya.

Tras la paliza, hice con que me largaba a la habitación, pero en realidad me quedé a ver lo que seguía en el resquicio de la puerta. Como agradecimiento, mi padre invitó al chaval a hacerle algunas cosas íntimas que consistían en que se quitase los pantalones y sufriese la misma paliza que a mí me había dado, solo que aquella no terminó sólo en unas cuantas palmadas sobre el culete.

Aparte de que fue mucho más suave en los golpes, le quitó los calzones y yo noté cómo se ponía cachondo mirándole el culo. Conocía muy bien a mi padre con esa mirada de vicio que ponía, se la llevaba viendo desde que de pequeño le pillé de rodillas mirando la polla de su mejor colega antes de un partido a las tantas de la madrugada cuando todos dormíamos, seguro que ya estaba empalmado.

Desde donde yo estaba, no alcanzaba a ver del todo, pero escuché el sonido del tintineo del botón y la cremallera de los pantalones vaqueros y después la cabeza del chavalín bajar y subir, mientras mi padre se dedicaba a pasear el dedo medio suavemente por la raja de su culo.

Fue algo extraña la visión de mi padre levantándose empalmado a punto de follarse a pelo a un chaval de mi edad. No sé, hasta podía imaginarlo con otros tios de su edad, pero con alguien que podría ser su propio hijo. He de reconocer que me la puso dura. Se puso detrás del estudiante y pude ver cómo su culo iba a marchas forzadas de adelante a atrás. Por los gemidos del chaval, estaba claro que le encantaba tener dentro de él la pollaza de mi viejo.

Le iban los papis al muy cabrón, aunque tuvieran barriga cervecera como el mío. Mi padre lo tumbó sobre el sofá y se lo folló hasta que al chavalín le salió toda la leche por la polla. Él aprovechó para echar más leña al fuego y le dejó todo el cóctel familiar sobre el ombligo y la polla. Si mi padre había tenido una oportunidad, seguro que estaba a tiempo de tener yo la mía y convertir a este estudiante de intercambio en mi puta particular en el tiempo que le quedara en casa.

Nota: Las imágenes, el vídeo y el texto reflejan una obra de ficción. Los actores no tienen ninguna relación de parentesco real.

ENJOY NOW LIKE ONE OF OUR OWN AT FAMILYDICK.COM

ENJOY NOW LIKE ONE OF OUR OWN AT FAMILYDICK.COM

ENJOY NOW LIKE ONE OF OUR OWN AT FAMILYDICK.COM

Cerrar