Jayce se folla a pelo el culito suave, blanco y apretado de Kaleb | Sean Cody

En cuanto Kaleb conoció a Jayce en la piscina, se acordó del anuncio de los espárragos de la tele, no sólo ya porque el aspecto de aquel tiarrón le recordaba al del hombre de la publicidad, sino porque le entraron unas irresistibles ganas de abrirse de piernas para él haciendo la carretilla.

Así fue como se dejó follar por primera vez en ese encuentro que tendría segundo asalto, poniendo las manos en el suelo y aguantando el peso de su torso mientras Jayce le ayudaba cogiéndole el trasero con sus fuertes manos. Primero intentó comerle el nervioso culito tierno, blanco y suave y después le metió una buena traca de pollazos hasta que el muy cabroncete de Kaleb se hizo una paja y se corrió a lefazos sobre la alfombra para después arrodillarse como una buena putita, abrir la boca, sacar la lengua y dejarse lefar la cara.

En el segundo round, una vez cumplida su fantasía, Jayce aprovechó que tenía más aguante para hacérselo en varias posturas que le dejaron la polla demasiado ajustada dentro de ese culito prieto, tanto que cada vez que veía cómo su rabo gordo entraba hacia su interior, creyó que no la iba a sacar sin meterle unos trallazos de lefa antes.

Pero resistió y se lo folló a cuatro patas, tirado por el suelo y dejando que el chavalito se montase sobre sus piernas con la polla clavada dentro. Kaleb no era uno de esos chicos que se quedaban quietos, ni mucho menos, al contrario, se revolvía como un perrillo inquieto dejándose llevar por el placer y así fue como se granjeó el segundo pajote, poniendo en marcha su aspersor de lefa, saltando sobre la polla de Jayce.

ENJOY NOW JAYCE AND KALEB AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW JAYCE AND KALEB AT SEANCODY.COM

ENJOY NOW JAYCE AND KALEB AT SEANCODY.COM

Cerrar