Mathias y Ty Thomas se hacen un flip-fuck sin condones | Next Door

A Ty Thomas le ha tocado la lotería y pide consejo a su colega Mathias acerca de qué debería hacer ahora. Pues macho, qué vas a hacer, vivir la vida a tope, remodela el chalecito, cómprate un coche deportivo para llamar la atención por la calle, ropa de marca, fiesta y más fiesta en la que acabar ciegos de alcohol y poder follarse a quien él quiera, porque cuando tienes dinero, los tios que andan buscando sexo vienen como las moscas y no hace falta que se comprometa, folla que te folla y si te he visto no me acuerdo.

Lo malo es que Ty es más modesto y ni le gusta fardar de lo que tiene, ni fiestas ni follar si no es con un poquito de amor hacia la otra persona. Y así, sin comerlo ni beberlo, se declara a su amigo, porque le confiesa que al único al que quiere es a él. El sentimiento es recíproco o al menos eso es lo que intenta descubrir Mathias cuando de repente empieza a ver cómo desaparece toda su ropa en manos de Ty, que lo deja completamente desnudo sobre la cama.

Sin darle tiempo a reaccionar, unas manos le abren los cachetes del culo y una lengua empieza a penetrarle el ojal. Tanta pasión termina por ponérsela dura y en cuanto Ty le da la vuelta se encuentra con el palo tieso y largo, un tronquito del que da buena cuenta a bocados. Ty se saca la polla y por primera vez su amigo se la ve empalmada. La tiene grande y muy gorda. Mathias la relame antes de atacarla y merendarse su cipote.

Por si a Mathias le quedaban dudas de si sentía lo mismo, puede decir que sí. Se da cuenta justo en el momento en el que su amigo se empala la polla y empieza a montarlo, cuando eleva la cabeza y mira el pollón de Ty calentito rebotando y resbalando por su torso. Ay madre, claro que le gusta y como no pare el ritmo le va a dejar preñado.

Y es por no confesar lo que siente, que prefiere pararlo, abrirse de piernas y dejar que Ty también se la meta a él a pelo. Sólo un ratito, hasta recuperar fuerzas para arrearle en todo el pandero, aunque no se puede decir que fuera una buena idea, sobre todo cuando empieza a notar un gustillo recorriéndole desde la espalda hasta el rabo cuando le fricciona el punto clave. Así acaban, pajeándose uno encima del otro, bañándose de blanco las pollas y los huevos.

ENJOY NOW MATHIAS AND TY THOMAS BAREBACK FLIP-FUCK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

ENJOY NOW MATHIAS AND TY THOMAS BAREBACK FLIP-FUCK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

ENJOY NOW MATHIAS AND TY THOMAS BAREBACK FLIP-FUCK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba