[Fucker Mate] Gabriel Vanderloo y Nick North se follan el uno al otro

Difícil saber en qué momento se determina la decisión de quién pone el culo y quién machaca con la polla en un calentón de pareja en un primer encuentro sin conocerse de nada previamente. ¿Quizá durante los intensos besos? ¿O puede que mientras se pajean las pollas a ver quién la tiene más grande y dura? Quizá después de chupársela, que uno esté tan hambriento que termina de decidirse para ponerse a cuatro patas donde pille con tal de catar el percal.

Nick North y Gabriel Vanderloo lo van a tener muy pero que muy difícil. Los dos solos recién levantados y empalmados bajo los calzones, comienzan la mañana morreándose con mucho vicio y haciendo chocar sus espadas todavía enfundadas en el algodón de los acogedores gayumbos. Los cipotes de ambos empujan con fuerza para salir hacia el lateral a punto de romper la tela. Lo que parece seguro cuando Nick se arrodilla es que sabe que sí o sí va a poner el culo en algún momento, porque cuando le baja los calzoncillos a Gabriel lo que se encuentra es maravilloso en todos los sentidos. De repente una anaconda larga y dura sale disparada como un resorte desde la cadera hasta casi darle un pollazo en la jeta y le proporciona un agradable aroma a rabo difícil de resistir.

La coge con la mano acariciándola suavemente, como decidiendo durante unos segundos por dónde empezar. Ante un plato de banana artesana y dos melocotones, se decide por los melocotones pero no por otra cosa, sino para salivar más, hacerse sufrir a sí mismo y después poder pegarse el gustazo del siglo devorando ese tremendo pollón. Con qué ganas se la come el cabrón, inclinando la cabeza una y otra vez, haciendo reverencias a la gigantesca polla e intentando tragar al máximo con cada arranque, dejando que el rabo algo curvado penetre por su paladar y amoldándose a él.

Le echa un escupitajo blanquito en el cipotón, parece lefa y se la mete en la boca con muchas más ganas si cabe, a cuatro patas, hambriento, mientras Gabriel mira su trasero meneándose al fondo e imagina su polla dentro. Quizá no tarde mucho en tenerla. Fuera calzones a toda hostia, Nick se sienta en la cama para darle la alternativa a Gabriel, que como mamador no tiene rival. Vaya boquita tiene y cómo traga, chupando bien, haciendo un vacio que parece un culo apretado y comiendo rabo hasta toparse con las pelotas, una puta delicia verle.

Apenas unos segundos de mamada, el tio se revuelve, se sube encima de la cama, deja a Nick tumbado boca arriba y le enchufa la polla follándole la boca. Nick se revuelve también, se pone de pie y le da de comer de nuevo. Parece que justo en ese momento estén decidiendo quién da y recibe primero, pero lo que parece seguroes que los dos están deseándolo. Por si acaso, Nick comienza a trabajarse el culito de Gabriel, replegándole sobre sí mismo, elevándole el culo y comenzando a comer. En esa postura Gabriel podría correrse y la tiene tan larga que se lefaría la cara entera seguro.

Consciente de las vistas que tiene delante, Nick aprovecha el último momento para comer huevos y rabo, antes de agachar el culito y dejarlo a merced de la cabeza de Gabriel qpoyada sobre el borde de la cama. No se deciden. Durante un buen rato se comen el ojete sin saber quién meterá primero la chorra. Nick es el primero en aproximar su rabo a la raja del culo de Gabriel, cuya cara ya lo dice todo, está siendo follado. La mirada perdida, un gemido a boca abierta, suficiente para saber que se la está metiendo por detrás.

Primero a cuatro patas y después de frente tumbado sobre la cama, se lo folla dejando que el chaval disfrute de ese cuerpazo de gimnasio, abdominales y pecdtorales marcados, brazos fuertes y bien guapo, arremetiéndole con fuerza y llevándose una parte de él dentro. Gabriel se pone tan cachondo que le cambia la posición, se acopla encima de ese tiarrón mucho más grande que él y le cubre metiéndole el rabo por el culo. Será más bajito, pero la polla la tiene mucho más grande y es el complemento perfecto para culazos como ese.

Si esto fuese un partido, se diría que la posesión del balón la tiene más tiempo Gabriel. Con su cacho pollón no es para menos, es algo que deberían disfrutar todos los tios, consigue hasta que a Nick le flojeen las piernas y caiga tumbado boca abajo a base de tanto pollazo. La lástima es que esto no sea un trío para dejarle en medio como un buen bocadillo.

Al final parece que han descubierto lo que les gusta de esa relación a cada uno. Lo bien que se desenvuelve Gabriel en el campo parece haber sido determinante. Le domina con la polla como quiere, manteniéndole bien rellenito el culo y sin parar de meter y sacar el rabo a su antojo, empleando el resto del cuerpo para ponerle en varias posturas, cogiéndole una pierna y dejándole abierto, de lado sobre la cama arqueando las cadenas y pegándole un bombeo con el culo de abajo a arriba.

El lubricante del condón empieza a gastarse, pero a Gabriel aún le queda saliva para seguir dando por culo, tanto que termina ganándose una culeada pajillera de Nick, que se le sienta encima y se clava el cimborrio dándole cera. Gabriel primero agarra el culazo sosteniendo su peso pero poco a poco se va rindiendo, estira los brazos a cada lado de la cama, sentado como un rey, y se deja llevar por el placer de la paja.

Nick es el primero en sentir la llamada de la corrida. Se saca el rabo del culo y se pone al borde de la cama a pajearse con fuerza. Gabriel le agarra la cabeza contra su muslo, cerca de su polla y los dos comienzan a correrse al unísono. Gabriel no quita ojo a la corrida de su colega sin darse cuenta de que él se está corriendo en la cara embadurnándole de cera blanquita. Y así amigos se decide quién da y quién recibe, os esperamos en la próxima lección de sexo entre machos.

nick_north_gabriel_vanderloo

>> WATCH NOW GABRIEL VANDERLOO & NICK NORTH FLIP-FUCK AT FUCKERMATE.COM

>> WATCH NOW GABRIEL VANDERLOO & NICK NORTH FLIP-FUCK AT FUCKERMATE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba