Shane Jackson consigue el papel principal haciendo una buena mamada y dejándose follar por Teddy Torres | Men At Play

Trading Sex For the Role

Salió hecho una furia del casting y juró no volver a presentarse a ninguno. Siempre le daban el papel protagonista a los mismos, por mucho que uno se esforzara, al final se lo llevaba el tio enchufado o el que mejor se desenvolvía por debajo de las mesas de los despachos. Cuando Shane Jackson llevaba ya casi medio camino de vuelta a casa, dio media vuelta jurando que le iba a cantar las cuarenta al director.

Entró en el despacho de Teddy Torres y tuvo una acalorada discusión en la que lo único que le quedó claro es que si quería el papel tendría que superar a su competidor. Shane preguntó de qué forma podía hacerlo y cuando Teddy se llevó la mano al paquete, amoldándolo a la forma de un rabo erecto y gordo que calzaba hacia la izquierda a punto de salírsele por el bolsillo, Shane comprendió de qué manera se conseguían los logros en las altas esferas: siendo el mejor chupando pollas.

Su primer impulso fue mandar a tomar por culo todas sus conviciones, sustituyendo la mano del director por la suya y cediendo ante todo eso que tanto tiempo llevaba criticando. Una vez estuvo de rodillas, rellenándose la boca con ese durísimo rabo tan gordo, por lo menos le quedó algo de dignidad pensando que también lo hacía porque ese pollón estaba realmente bueno y le apetecía.

El director resultó ser un buen cerdo. No era de los que se quedaba mirando cómo su miembro se iba llenado de babas, sino de los que participaba para animar, agarrándole del cogote, ladeando la cabeza de Shane para ver cómo su cipote inflaba sus carrillos, lanzando desde arriba salivazos que ayudaban a que esa mazorca tan gorda se deslizase mucho mejor entre sus labios.

Ya tenía el papel principal en sus manos, pero Teddy le lanzó una interesante propuesta en forma de paga extra mientras sostenía entre los dedos y con la mano en alto un condón todavía dentro de su plástico. Shane se bajó los pantalones a la altura de los muslos y arqueó la espalda mirando hacia la mesa del despacho, mientras escuchaba los pasos de Teddy dirigiéndose hacia su retaguardia y el sonido del látex entre sus manos.

Primero sintió su lengua húmeda hidratando su agujero de entrada, dejándole tanta saliva que tuvo que limpiársela con la corbata. El muy cerdo. Después la sintió, potente y enorme, llenándole todo el culo, obligándole a separar las piernas. Cada vez que echaba la vista atrás, le veía con menos ropa. Teddy ya llevaba la camisa desabrochada y dejaba ver su imponente cuerpazo de macho peludo, todo un osete que a Shane le ponía perraco.

VER TRADING SEX FOR THE ROLE EN MENATPLAY.COM

VER TRADING SEX FOR THE ROLE EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar