Tendencia

Jesse Santana cabalga el pollón de Tomas Brand a pelo y se corre encima de él | Lucas Entertainment

Enduring Daddy's Discipline

A menudo Jesse Santana se paraba a pensar que no tenía nada que ver con el resto de sus compañeros sentados en los pupitres de la clase del instituto. Teniendo la misma edad que ellos, él se había desarrollado antes, tanto de cuerpo, ya con pelos en los huevos, machote de pelo en pecho y un cuerpazo y una cara más propias de un hombre hecho y derecho, como intelectualmente.

Mientras que el resto de sus colegas todavía andaban con la coña de dibujar rabos en los retretes, él ya se había zampado unos cuantos de verdad y les llevaba una delantera más que considerable, tanto que sus gustos habían empezado a definirse y decantarse por los daddies. Le gustaba un buen pollón, pero si además iba acompañado de un hombretón fornido luciendo algunas canas, mejor que mejor.

En Tomas Brand encontró todo lo que buscaba. Apuesto, guapo, con una encantadora sonrisa, musculoso y con un rabo descomunal que le llevaba cada día al paraíso. Cada tarde después de salir de clase, deseaba llegar a casa, desnudarse los dos como locos, donarle su culo y dejar que se lo follara a pelo, empotrándole duro con su enorme polla mientras le abrazaba por detrás.

El tiarrón, incansable, le hacía el amor como nadie. Su cuerpazo de yogurín recién hecho hombre reposaba sobre el sofá, con las piernas hacia arriba y el culo abierto de par en par. Tomas encima de él, apretando los dientes, dándole pollazos certeros destrozándole el ano. Montado sobre su polla, Jesse no podía contenerse. Siempre terminaba pajeándose y corriéndose encima de él, soltando un lefazo tras otro, chorrazos potentes y directos que le regaban todo ese fornido torso topándose con su cuello y su cara.

VER ENDURING DADDY’S DISCIPLINE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER ENDURING DADDY’S DISCIPLINE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar