[Fucker Mate] Aquiles Paris le mete su larga polla a Andrea Suarez en su debut

Andrea Suarez le ha preparado al nuevo chico un sensual juego de los sentidos. Aquiles Paris está sentado cómodamente en la silla, esperando con una venda roja en los ojos a que ocurra algo interesante. El tacto de las hojas de una rosa y sus pétalos al contacto, cayendo como copos de nieve, aún frescos y húmedos, seguido del roce de los labios y las manos fuertes, le hacen estremecerse de gusto contorsionando el cuello para dejarse hacer.

A Aquiles se le empieza a marcar una polla gruesa bajo los calzoncillos blancos, el contorno de un voluminoso rabo hacia abajo, mientras los labios no dejan de darle un buen repaso. Él no se queda quieto y alarga las manos intentando localizar algo donde agarrarse y encuentra un buen culazo al que agarrar los globos con las palmas. Después nota cómo un paquetón calentito le masajea la pierna y se roza contra ella como los gatos. Lo levanta de la silla y Aquiles se muestra arrebatador e imponente, marcando un pedazo plátano contra la tela de los gayumbos que estoy deseando ver ya por primera vez.

Andrea también está deseando verlo y sentirlo, se pone agachado con la cabeza a la altura de su herramienta y poco a poco le va bajando los calzones hasta dejar al descubierto un precioso rabo enorme y largo cayendo hacia abajo, curvadito y tan estilizado y guapo que quita el hipo. Le echa mano a la curvatura y con el pulgar lo levanta para metérselo en la boca y comenzar a lubricarlo de saliva dentro de su boca.

Aquiles es uno de esos chicos que ya te la pone bien dura sólo con mirarle desnudo. No sólo tiene un cuerpo perfecto, sino que cautiva con esa mirada sensual y con el rabo tieso que cae por su propio peso y lo deja colgando para endulzarnos la vista cada vez que se mueve y se le menea de un lado a otro. Se queda mirando atento cómo entra su polla por la boquita y hace un tiento de follarle la cara antes de ponerle de espaldas y demostrar lo buen come culos que está hecho.

Con el rabo enfundado en el condón, lo agarra con la mano y lo dirige hasta situarse al pie del cañón, colándose de una tacada entre los cachetes del culo suave hasta estar dentro. El chaval tiene polla de sobra para manejarse, tan larga que le permite follar con comodidad y seguridad de que no se va a salir por muchas enculadas que le meta, porque Aquiles por lo que se ve es de aplicar toda la fuerza con su precioso culazo. Los gemidos de Andrea no son los únicos que hablan por sí solos, también su rabo, enorme y duro empinado hacia arriba, deja ver lo contento que está de que le enchufe este nuevo chaval.

Descubrir los placeres de un culo tan follable, donde tu polla entra tan bien que se adapta como un guante, tiene una consecuencia, que enchufas y enchufas sin parar como si estuvieras comiendo pipas, porque te da el placer necesario para seguir metiéndola y no está tan apretada como para decir basta y correrse. Vaya que si lo disfruta todo lo que puede, ni cuando Andrea se le posa encima mientras está sentado, logra estarse quieto, elevando las caderas y metiéndole todo hasta el fondo como una taladradora.

Poco a poco el chaval se va animando y deja despertar un poco el animal que todos llevamos dentro cuando follamos, pegando unos pequeños cachetes a Andrea en el culo y deleitándose con el soniquete del choque de sus muslos contra sus globos al estilo perrito, poniéndose en plan burro y machacando a cada impacto. Andrea aguanta estoicamente la empotrada, notando cada roce de esa larga polla que no sale nunca, inundándole por dentro.

Rabos así están hechos para disfrutarlo plenamente, cada centímetro. Andrea lo sabe bien y por eso se le monta encima de nuevo cabalcándole sobre el suelo, abarcando con el agujero de su culo todo lo que puede, saltando y pajeándose a la vez y echándose una buena lechada blanca encima animado por Aquiles. Acaba con las ingles, los huevos y la polla llenos de lefa y alguna gota cae en los muslos de su compi y hasta en el flequillo de su pelo, para que no le falte gomina.

Cuando Aquiles se dispone a incorporarse para darle su parte, Andrea le para y le vuelve a poner donde estaba, haciéndose cargo de quitarle el condón a lo bestia, lazándolo lejos y volviendo a merendarse el rabo mientras se puede ver cómo le cuelga el suyo y rebota cubierto de leche. Después se le planta tumbado boca arriba, como una bandeja cubierta de pétalos toda para él, mientras Aquiles se pajea encima y le mete una regada de leche el cabrón, soltando de todo por la boca poniéndonos burros.

>> EL NUEVO CHICO AQUILES PARIS SE FOLLA SIN PARAR A ANDREA SUAREZ EN FUCKERMATE.COM

aquiles-paris-andrea-suarez

>> ENTRA Y MIRA COMO EL NUEVO CHICO AQUILES PARIS SE FOLLA SIN PARAR A ANDREA SUAREZ EN FUCKERMATE.COM

Botón volver arriba
Cerrar