Bo Sinn revienta a pollazos el ojete de Sean Peek sin condón en la guarida | BROMO

Raw Mercy

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

Ya se lo tiene dicho y Sean Peek otra cosa no, pero obediente es un rato. Cuando llegue a casa lo quiere desnudito, con las piernas abiertas y el culo preparado, que después de un duro día de curro, tan sólo tenga que sacarse el rabo y meterla en un agujerito caliente. Sean espera a Bo Sinn tal y como él quiere, a cuatro patas sobre un sofá cama, en su guarida en penumbra.

Escucha el sonido de la puerta, algo de luz que invade el espacio a oscuras, unos pasos. De repente un dedaco grande y gordo se le introduce por el culo y su macho se pone enfrente, bajándose los calzones rojos y dejando a la vista una gigantesca y magistral pollaza lista para mamar. No es fácil contentar rabos de ese calibre, pero Sean lo intenta con todo lo que tiene, pajeando y chupando a la vez.

Feliz por ser la putita esclava de ese vergón, le encanta que lo agarre por la cabeza con fuerza desmedida y le obligue a tragar a fondo. No siempre le deja chuparle la polla, sobre todo cuando llega tarde y con muchas ganas de reventarle el culo, pero cuando le deja, la disfruta, porque es enorme y le encanta chupar falos. Bo ese día ha llegado con tiempo para dejarle mamar.

Después vuelve a ponerlo como estaba, a cuatro patas y el culo en pompa. Sean nota cómo encierran sus nalgas entre unos buenos muslos y cómo la polla recta, dura y gigantesca le perfora el agujero sin condón. En su intención de ser cada vez mejor esclavo, de tragarse esa polla entera y llegar a sentir los caderazos en las nalgas, intenta abrirse un poco más de piernas, separando las rodillas. Disfruta mirando a Bo mientras le revienta el ojal. Esa cara de cabronazo empotrador, su barbita, sus tatus, su poca compasión, el gesto del gruñido de animal en su cara cuando se corre en la raja de su culo dejándose todo el esperma.

VER RAW MERCY EN BROMO.COM

VER RAW MERCY EN BROMO.COM

Mostrar más
Botón volver arriba