[Lucio Saints] Lucio Saints le folla y le lefa la boca y el culo a Scott Carter de cruising en “Sex In The Forest 2”

Seguro que muchas veces lo habeis tenido, ese momento en que a los tios nos entra una necesidad urgente de follar, ya sea porque estamos cachondos perdíos con varios días sin descargar, porque hemos visto unas imágenes de tios en bolas. Si es que qué sensibles que somos la hostia! Basta susrrarnos al oído una guarrada para que se nos empalme la polla y ya cuando se levanta no paramos hasta sacarle la leche como guarretes y si tenemos ayuda, mejor.

Cuando esto ocurre hay varias formas de calmar la sed, por ejemplo llamando a un colega o mucho mejor, si tenemos pareja. Pero cuando ni hay colega disponible ni contactos de los que podamos tirar en el móvil, una de dos, o nos matamos a pajas o descartamos esa posibilidad a solas por algo más arriesgado. Como la naturaleza llama al hombre, nada mejor que vivir nuevas experiencias en pleno campo abierto. Además, el calorcito ya empieza a acechar y apetece dar una vuelta por alguna zona de cruising apartada de la ciudad. Allí es tan fácil como que tú decides lo que haces, aunque a veces otros deciden por ti si te dejas hacer y te tiras a por todas. Puedes ser un mirón y pajearte viendo a otros comer rabos y dejarse reventar el culo por desconocidos o puedes acercarte y formar parte de la fiesta. Si lo que os mola es abrir braguetas y descubrir nuevas pollas y sabores y probar siempre a chavales nuevos, es una muy buena opción, auqnue hay mil y una cosas por hacer a campo abierto.

Lucio Saints ha hecho muy bien, ha cogido la hora del solecido antes de caer la tarde tras la merienda y se ha sentado en un banco mirando el percal, viendo pasar a chicos, mirándoles el culito y decidiendo a quién echarle el cebo. No se esperaba que fuese uno tan directo como Scott Carter, que va el tio y se le planta enfrente del banco a unos metros de distancia, se echa mano al paquetón marcando un pedazo bulto y polla gorda bajo los pantalones grises de esos de algodón, que tan bien nos sientan a todos y esa es su forma de decir “hola tio, mira lo que tengo aquí, vamos a follar”. Y es que hay gestos que valen por palabras.

Lucio es el que decide dónde van, poniéndose en pie y adentrándose en la espesura del bosque, mirando atento a cada lado observando si viene alguien, un momentazo de un puto morbo increíble, mientras se saca la pedazo polla morenota y gigantesca que obliga a Scott a agacharse y darle un buen homenaje. O bien porque tenía mucha hambre o porque no esperaba encontrar a un macho tan atractivo y bien dotado, pero Scott vaya que si le pone empeño, cómo come polla el cabrón que parece que no le hayan dado de comer en toda su vida. Se la mete hasta las trancas casi hasta ahogarse de gusto, oprimiendo el cipote y taponándose la garganta. Se la empala dentro de la boca como un campeón ensalivándola para resbalar sus labios mejor por encima.

Haciendo una jaula con la mano y los dedos, le agarra de los cojones y se la empuña hasta donde puede. Le ve tan animado al chaval que Lucio tiene que pararle un poco diciéndole que se la coma tranquilito, porque como siga así, lo próximo en salirle por la comisura de la boca no va a ser precisamente saliva. Macho, que no te la van a quitar. Cómo jadea como un perro en verano y le echa el aliento sobre le rabo acercándose a los huevotes. Lucio alucina mirando desde arriba ese bigotito deslizarse por su tronco, acercándose y alejándose de la base de su polla.

Tanta hambre, al final tiene una gran recompensa, una puta guarrada deliciosa con la que correrse. Scott que sigue jadeando con la boca abierta y Lucio se pajea apuntando hacia ella preguntándole si quiere leche, hasta que se corre y del cipote le empieza a brotar toda la lefa espesita y blanca depositándola en su interior y sobre la lengua. Lo bueno de encontrar de cruising a un chaval que tiene tanta hambre de polla, es que se lo come todo y lo disfruta a tope. Scott no se conforma con sentir el saborcito de la leche, se endosa otra vez el rabo hacia adentro, ahora deslizando sus labios por el liquido del semen y el cabronazo retiene la lefa para soltarla encima del capullo, seguir comiendo, abrir la boca y hacer que en cada mamada le vayan cayendo todos los putos pringues de lefa por la barbita. Una guarrada irresistible.

Como con la boca ha sido todo un artista y aún queda solecito, pues nada, al estilo perrito, a cuatro patas que lo pone embuchándole toda la tranca por el culo como un animal, abriéndole el ojete hasta cascarle todos los huevos en la raja del culo. Lucio está el tio como los leones, vigilando a su presa mientras se la folla para comprobar que no hay rivales a la vista. Es un puto goce escuchar el ruidito de la fricción del condón cada vez que se la mete. La tiene tan grande y el culo es tan estrecho, que tienen que estar los dos sintiendo agujero y polla al pleno.

Y lo que mola follarse a un tio y verle gemir todavía con el pringue de tu lefa en la boca sin haberse limpiado, es como que el tio tiene una parte de ti encima y casi un honor que lo lleve con orgullo. Scott desde luego podrá irse de camino a casa con un buen caramelo en la boca y otro poquito de dulce en el trasero, porque después de follárselo, Lucio se quita el preservativo y se mete otro pajeo hasta escupir leche y dejarla caer otra vez blanquita y suave deslizándose por la raja de su culo, hasta la última gota, o goterón mejor dicho, porque me encanta ver ese pedazo pollón expulsando lo que queda, con un buen hilo pringoso cayendo hacia abajo dulce y lentamente como la miel de buena calidad.

Scott ni siquiera mira hacia atrás, se queda cerrando los ojos, sintiendo la leche calentita regarle por detrás, imaginando cómo debe estar cayendo encima, notando el cosquilleo cuando le resbala por la base de los cojones. Ya recuperado, se incorpora y se pone de rodillas apretando el culo y pajeándose la polla hasta escupir leche dejándola caer sobre la hierba y la tierra. La tiene larga el tio y también se le queda una última gotita pegada a la raja del cipote que tarda en caer, y eso mola, mucho. Si ya os lo digo yo, que esto es mucho mejor que hacerte un pajote en casa, ¿eh? Dónde va a parar.

>> ENTRA AQUI Y EMPIEZA A VER LA LECHADA QUE LE METE LUCIO SAINTS A SCOTT CARTER POR EL CULO Y LA BOCA DE CRUISING EN LUCIOSAINTS.COM

lucio-saints-scott-carter

>> ENTRA AQUI Y EMPIEZA A VER LA LECHADA QUE LE METE LUCIO SAINTS A SCOTT CARTER POR EL CULO Y LA BOCA DE CRUISING EN LUCIOSAINTS.COM

Botón volver arriba
Cerrar