[Hard Kinks] Aday Traun le taladra el culo a Mikel Bosco entre olor a macho de zapas y calcetos en “Fetish Pals”

Tener follamigos por todas partes tiene muchas ventajas, al final nunca te quedas con las ganas, vayas a la ciudad que vayas invitado por un colega terminas la noche en buena compañía descargando lo que tienes que descargar, a veces en parejita y otras acabas con corridas por tu cuerpo de tios a los que no has visto en la vida. Aun así, aunque te resulte extraño al despertarte y encontrarte con algo que no debería estar ahí, eso que has disfrutado.

Aday Traun está deseando acabarse la bebida en la terracita del bar para ir a casa y echarle un polvete a Mikel Bosco, su coleguita. Al chaval le mola un montón y está dispuesto a cumplir sus órdenes le pida lo que le pida con tal de comerle la polla y poder follar. Fetichista hasta la médula, Aday le coge por banda y le mete unos gapos antes de tomar asiento como un campeón y hacer que le chupe las zapas, le hace quitárselas y olérselas bien, con olor a macho y después un pie. Los dos se ponen a disfrutar como enanos, como si estuvieran en el gimnasio a solas, con todo el olor a tio que se puede respirar allí.

De pie, con la polla completamente tiesa, enorme y larga apuntando hacia arriba, Aday coge la cabecita de Mikel, le escupe y le invita a chupársela. Anda que la coge con pocas ganas el cabrón, ahí todo ese pedazo de pollón duro para comer, notando cómo le calienta por dentro a medida que va taladrándole la boca y se la llena. Impresionante el monumento que tiene Aday entre las piernas, cómo sale ensalivadita por la boca del chaval, completamente recta y dura, ligeramente curvada como una buena polla de macho.

Lo pone a prueba cogiéndole de la cabeza mientras tiene el nabo dentro y le folla toda la cara hasta el fondo haciendo que se atragante. Después ya va el tio solito a su propio ritmo obligándose a tragarla entera auqnue Aday de vez en cuando se la empotra haciendo que cuando se la saca le caiga toda la saliva acumulada y se quede pegada en hileras entre el cipote del rabo y los labios, una delicia. Los huevazos no se quedan sin su ración, Mikel va metiendo la cabeza cada vez un poquito más, repasándolos con la lengua y succionándolos con la boca hasta que se quiere dar cuenta y ya está entre las piernas de Aday.

B1DvipkCAAAwk5o B1DvipkCUAIEcnC

Me encanta cómo Aday le coge la cabeza por detrás, entrelazando los dedos, obligándole una y otra vez a bajar y tragar rabo. Está tan caliente que en un pronto que le da, le coge la cabeza, se la lleva hasta contactar con toda su entrepierna,  encorva hacia atrás el culete del gusto y la presión de notar el capullo aprisionado y después le saca la cabeza como un desatascador. Y para desatascador el invento que se saca de la manga. Capítulo de Bricomanía al canto: un consolador, un taladro y ya tiene un autofollador portátil. Pone a Mikel arrodillado en el sofá con el culo apretadito y se lo va metiendo mientras eso gira y le da gustillo. Eso sí que es literalmente taladrar el culo a un tio, con todas las de la ley. Para que veais que esta vez el título es veraz al cien por cien.

Aday es un cabronazo, lo hace con cuidado el tio pero poniendo cara de circunstancia, como extrañado e interesante por el experimento que está llevando a cabo. Las caritas que pone son fantásticas, como si se estuviera imaginando a sí mismo con eso dando vueltas dentro de su propio culo. Con el agujero bien abierto, Aday empieza a explorarle el culo metiéndole unos dedos y poniendo cara de malote que me encanta. No se podrá quejar Mikel después del rato que le ha hecho pasar comiéndole todo el rabo, ahora está como un rey dejando que le hagan un buen trabajito.

Y tanto trabajar uno la polla y el otro el culo, llegó la hora de unirlos. Aday se pone cómodo sentado en el sofá y Mikel se sube encima empezando a cabalgárselo y metiéndole un buen apretón con el ojete a toda la polla mientras el rabo se le queda colgando como nos mola, dando bandazos. Al tio se le está poniendo dura y más larga. Para metérsela mejor por el culo, Mikel apoya los pies sobre las pantorrillas de Aday y se queda con el ojete más abierto todavía para sentir ese pedazo pollón grandote.

Tomando de nuevo el control, Aday se pone encima del cuerpo tumbado de Mikel, los dos boca abajo y Aday enculándole, metiéndole un gancho de polla por todo el culo, amoldándose a la forma de su rabo, abrazándolo por delante y tapándole la boca para apagar los gemidos que lanza. De pie y frente al espejo termina de rematarlo. Para acabar, Mikel tumbadito sobre el sofá y con la cabeza apoyada en el reposabrazos, Aday se pega un pajote justo encima de su cara hasta que le sale la leche de la raja resbalando por el tronco y depositándose sobre la nariz del chaval.

>> REGISTRATE AQUI PARA VER YA A ADAY TRAUN Y MIKEL BOSCO FOLLAR ENTRE OLOR A MACHO EN HARDKINKS.COM

728x90

aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-1 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-2 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-3 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-4 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-5 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-6 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-7 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-8 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-9 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-10 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-11 aday-traun-mikel-bosco-fetish-pals-12

>> REGISTRATE AQUI PARA VER YA A ADAY TRAUN Y MIKEL BOSCO FOLLAR ENTRE OLOR A MACHO EN HARDKINKS.COM

728x90

Mostrar más
Botón volver arriba