Adam Archuleta se folla a Dylan Maguire sin condón y le lefa todo el ojete | Bel Ami Online

Lo que llevas en el bolsillo es el móvil o es que te alegras de verme. Dylan Maguire pensó en decírselo a Adam Archuleta cuando se reencontraron después de mucho tiempo, al miras hacia su cadera y ver que algo prominente se le inflaba y marcaba saliendo por le forro del bolsillo de los pantalones, pero él no era quién para preguntar cuando sin darse cuenta su pija se elevaba hacia adelante intentando salir de sus bermuditas cortas de deporte.

Sí, no eran los móviles lo que llevaban en los bolsillos, sino unas buenas trancas. Se las sacaron y las compararon, acariciando uno la del otro, pesándolas en sus manos, intentando dilucidar cuál de los dos la tenía más gorda y grande. Dylan pensaba que Adam era el mejor dotado, pero Adam pensaba lo contrario, así que antes de que el chaval se arrodillase a comer barra de pan, lo hizo él, acariciando entre sus labios ese precioso pepinote grande y gordísimo, chupándolo con la capucha puesta hasta que Dylan retrajo su pellejo para descubrir el glande y Adam se infló la boca a mamadas.

Ya en la cama, le chupó la verga y los huevos y se la dejó dura y brillante antes de recibir su mamadita particular, con Dylan a cuatro patas entre sus piernas. El pollón de Adam tenía forma de puerro, lo que significaba que para un tio era fácil creer que podría tragarla entera, cuando la parte fina del principio entraba sin problemas. Lo duro llegaba después, cuando desde la mitad hacia la base, el rabo crecía diametralmente haciendo más complicado tragar hasta el fondo.

Tras pasar un rato besándose de rodillas sobre la cama, dejando que sus pollas se rozasen por encima, Dylan tomó la decisión de donar su culo a la causa. Gateó por la cama hasta dejar el culete en el borde y después de recibir una comidita de ojete, Adam se la metió por el agujero sin condón todo lo larga y rojiza que era. Dylan se deshizo de placer y comenzó a culear hacia atrás para tragar más y más. La tenía grande, muy grande y larga.

Cabalgó sobre su enorme polla mientras Adam le agarraba el mástil con la mano por delante y le metía una paja. Le ponía bien cachondo eso de tener un rabo caliente y grande deslizándose por encima de su barriga. Follado de lado, con Adam haciéndole la cucharita y protegiendo su puerta trasera, Dylan se vino encima soltando toda la leche. Adam le sacó el rabo del culo y le bañó el ojal con una cantidad ingente de lefa hasta taponárselo por completo, mojó el pincel y se la volvió a meter.

VER A DYLAN Y ADAM EN BELAMIONLINE.COM

VER A DYLAN Y ADAM EN BELAMIONLINE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba