Erik Devil masturba la polla a Jarred Bornet y se lo folla sin condón en los vestuarios | My Dirtiest Fantasy

Spunk Sports

No sabía explicar por qué, pero cada vez que Jarred Bornet pisaba los vestuarios, el corazón se le aceleraba. Quizá porque se le alegraba todo cuando veía pasearse por allí a tios desnudos con las mingas colgando, o porque desde el banco de la entrada tenía una vista privilegiada de las duchas abiertas, donde una hilera de chavales se enjabonaban los cuerpos y el agua caía resbalando de sus musculosos cuerpos hacia la chorra, haciéndoles parecer que estaban meando.

Puede que también fuera el olor a macho que sobre todo por las tardes e impregnaba en el ambiente, o incluso esos momentos imperdibles en que algunos tios se quitaban la toalla y se agachaban para coger las zapas del suelo dejando a la vista sus hermosos culazos, dejando ver todo lo que les colgaba entre las piernas. Pues el corazón se le aceleró mucho más cuando Erik Devil, uno de los guaperas del equipo, entró a los vestuarios con la intención de cascarse una paja en las duchas en mitad de los entrenamientos.

De haber sido una tía, podría haber fingido, pero un hombre jamás puede fingir que algo le gusta. Se le montó una buena tienda de campaña bajo los pantalones cortos imposible de esconder. “Bueno, me puedo hacer una paja o, por lo que veo, a lo mejor me la puedes hacer tú“, le dijo Erik. Juntos fueron hacia las duchas. Erik iba caminando detrás de Jarred, los dos muy juntitos, como las parejas que se aman, solo que la intención no era esa, sino la de rebozar la cebolleta por el culo del chaval.

Jarred se dio la vuelta. Erik ya se había quitado la camiseta. Olía a sudor, un sudor que a Jarred le ponía cachondo. Erik levantó el brazo y enseguida Jarred metió la cabeza en su sobaco y se lo esnifó con gusto. Mientras lo hacía, Erik ya se había quitado todo y tenía la trompeta empalmada hacia arriba. Jarred bajó a mamársela como nunca se había mamado un rabo, señal de que le gustaba que fuera tan largo y venoso.

Pasito a pasito, con ese mamón devorándole la polla, volvieron al banco de la entrada. Erik dejó que el chaval calmara su sed de rabo mientras él agarraba una zapatilla que había por allí y se la ponía en las napias esnifando su olor. Levantó a Jarred, volvió a ponerse detrás de él, esta vez los dos desnuditos y le clavó la polla a fondo sin condón.

Un caderazo y hasta los huevos. Se la dejó ahí unos segundos clavada, dejando que disfrutara y gimiera como una putita. Le agarró por las caderas, le inclinó sobre el banco y comenzó a follárselo a toda hostia, tan fuerte que el cuerpo de Jarred terminó resbalando hacia un borde del banco y Erik tuvo que ponerse de rodillas para seguir reventándolo. Se corrió encima de su culete.

Jarred pensó que, después de correrse Erik, le dejaría solo. Ya estaba pensando en incorporarse, con el ojete dolorido, y en dirigirse hacia las duchas, cuando Erik le dominó tumbándole en el banco, amordazándole y atándole de pies y manos. El más guapo del equipo, el que tenía mejor culo, ahora estaba a su lado, mirándole con esos ojazos para enamorarse, masturbándole la polla sin descanso. Sobra decir que Jarred no aguantó ni un asalto, dejando la leche en tiempo récord en el puño de ese inesperado masajista.

VER SPUNK SPORTS EN MYDIRTIESTFANTASY.COM

VER SPUNK SPORTS EN MYDIRTIESTFANTASY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar