Vadim Romanov de folla el culazo de Robbie Rojo en clase | Men At Play

Exxxtra Credit

Unos importantes clientes alemanes estaban a punto de tomar las riendas del negocio en el que Robbie Rojo trabajaba. Todos sus compañeros ya se habían sacado el nivel necesario en los últimos meses, pero a Robbie, que pensaba más en follar y divertirse que en otra cosa, no le iban las cosas demasiado bien. Su jefe tomó una determinación contratando un profesor particular para que se lo tomara en serio.

Clases individuales, sin nada que le despistara, sin compañeros a los que hacer pajas por debajo de la mesa como ya le habían pillado haciendo varias veces antes. Pero con lo que no contaba su jefe era con que el profe Vadim Romanov tenía un atractivo embriagador que a Robbie se la ponía bien dura. Mira que intentó concentrarse, pero no pudo y en cuanto tuvo la oportunidad se insinuó al profe y le agarró por el paquete.

Y una vez le agarró, no le soltó, porque lo que Robbie tocaba era enorme. Vadim no era de piedra. A ver quién era el guapo que se resistía a un chico tan guapo que en ese mismo momento se agachaba y ponía perdida de babas la pernera del pantalón por donde a Vadim le colgaba toda la pija, dado que no le gustaba llevar calzones.

Robbie le desabrochó la bragueta. Un pollote voluminoso, de gran envergadura, larguísimo y bien gordo salió a su encuentro. Vadim levantó la polla que caía por su propio peso y animó al chaval a comer de ella. De alemán no sabría, pero de mamar rabos el chavalín tenía un máster. Vadim le puso una manita en el cogote y le folló la boquita.

Las mesas de oficina le ponían cachondo. Le divertía arramplar con todo con un brazo y tirarlo al suelo, poner un buen culito sobre la mesa y nutrirlo a pollazos. El trasero de Robbie estaba delicioso. Suavecito, con la tersura de un flan, Vadim le agarró las nalgas a dos manos para descubrir su agujerito. Junto con el culazo, descubrió algo que le llamó poderosamente la atención y a lo que no pudo resistirse. Resultó que el chaval tenía una buena minga colgando, bien guapa y larga, así que antes de follárselo, le hizo una triple comida de culo, huevos y polla.

Tenía su puto morbazo follar donde daba clases, mirando cómo su polla penetraba ese culo, los dos con los pantalones por los tobillos como cerdacos que no podían aguantarse a llegar a casa para hacer ese tipo de guarradas. Vadim le quitó los pantalones a Robbie para poder metérsela bocarriba. Le dejó los calcetines negros ejecutivos que también le daban su punto y ya no paró hasta que el chaval se dejó la paja sobre la camisa blanca y él se corrió en su jeta.

VER EXXXTRA-CREDIT EN MENATPLAY.COM

VER EXXXTRA-CREDIT EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar