Tank Joey se deja follar a pelo por su vecino Pupcheer en la cabaña y le dibuja en la jeta un bigote de lefa bien espeso | Reality Dudes

Empieza a hacerse tarde, lo bastante como para que Tank Joey tenga que encender la bombilla en el interior de la cabaña que está construyendo. Un par de tablas y lo deja, o eso dice siempre, porque al final se queda una hora más. Su vecino Pupcheer ha ido a saludarlo para ver cómo van las obras. Pues las de la cabaña bien, pero las obras que al vecino le interesan son otras.

Entre que si te agarro la escalera pero como quien no quiere la cosa aprovecho y miro entre la abertura de las bermudas a ver si te veo la chorra y los huevos colgando por la bragueta y qué tatu más chulo tienes que te llega hasta más allá de la espalda, sin cortarse un pelo Pup le baja los pantalones y le descubre el culazo para ver el tatu al completo.

Mmmm… pero no quiere ver el tatu, lo que quiere es merendar culo y el de Tank es grande, muy grande, precisamente el tipo de trasero de macho que Pup necesita cenar esa noche. En cuanto siente la lengua en el interior de la raja, Tank se pone tontorrón y acaba a cuatro patas sobre la mesa de trabajo. Tiene dos opciones, retirar la cabeza de su vecino de su trasero, coger el 4×4 y poner rumbo a casas para follarse a su novia o matar el calentón allí mismo entre varones.

Pup apenas le deja tomar la decisión. Se levanta y le endiña la tranca. A pelo. El rabo entra y sale en carne viva del interior de su agujero de oso. Se pone bocarriba y empieza a sentir cosas que no debería. Mientras el vecino se lo folla, empieza a fijarse y a ponerse cachondo mirando el torso de Pup, peludito y plano, muy de hombretón.

Lo último que espera es que su vecino acabe poniéndose de rodillas. Se está cascando una gayola. Desde el suelo, le hace un gesto con la cabeza para que se acerque. Tank se acerca pasito a pasito mientras Pup abre la boca y saca la lengua. Lo tiene a tiro. Se le vienen las ganas. Le dibuja un precioso bigote largo de leche, tan largo y espeso que el lefote cae como un goterón sobre uno de sus peludos pectorales. El cabrón gime y le echa el aliento sobre la polla mientras se nutre con los morros llenos de lefa.

VER A TANK Y PUP EN REALITYDUDES.COM

VER A TANK Y PUP EN REALITYDUDES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba