El maestro Dato Foland machaca el culazo de su aprendiz Lukas Daken | Men At Play

The Mentor and Mentee

Misión: Forzar la cerradura, entrar en la casa y robar un pendrive con fotos comprometidas. Cuando aceptó el encargo, Lukas Daken no podía imaginar que esa casa era precisamente la de su mentor Dato Foland. De él había aprendido todas las técnicas como ladrón, la última y más efectiva, la de birlar carteras mamando pollas en los baños, metiendo la mano en el bolsillo justo cuando se están corriendo en su cara.

Desde el momento en que Dato metió la llave por la cerradura, como buen experto, supo que alguien había allanado su morada. Entró tranquilamente, se sentó sobre la encimera de la cocina y llamó a quien fuera que había entrado en su casa sin su consentimiento. Lukas salió de detrás de la puerta del almacén cabizbajo al escuchar la voz de su mentor y como buen alumno se dejó castigar.

Hacía tiempo que Lukas no probaba esa polla tan gorda y aprovechó para comérsela a fondo, metiéndose los pelos de la polla por la nariz. También hacía tiempo que Dato no probaba unos labios tan jodidamente buenos, capaces de masturbarle el rabo como nadie, haciéndole gemir de gusto y llevándole a otra diemnsión. Sin duda había enseñado a un buen ladronzuelo del amor.

Lukas echaba de menos esa forma cruel que tenía su maestro de follarle por detrás, encorvando la espalda, concentrado en mirar la polla metiéndose por el agujero, pero lo que adoraba era verlo desnudo encima de él, tan guapo, tan irresistiblemente buenorro, tan cachas, todo un santo varón machacándole el culo, con los músculos en tensión y ese enorme culazo redondito moviéndose hacia adelante y hacia atrás, jodiéndole a placer.

VER THE MENTOR AND MENTEE EN MENATPLAY.COM

VER THE MENTOR AND MENTEE EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar