Tendencia

El atractivo masculino de Rocco Alfieri | Bel Ami Online

Si intensa mirada de ojos oscuros bajo sus pobladas cejas me enamoran, pero para quererle como a un cachorrito, sino para que, con esa misma mirada retadora y de chico malote, me folle como un animal. Le pongo la mano en el pelo y se lo revuelvo. El jodio está buenísimo, mucho más desmelenado. Si le gustase que le dieran por el culo, tendría unas riendas donde agarrarme para darle bien por detrás.

Quiero descubrir si Rocco Alfieri tiene más pelo, porque al margen del que puebla su cabeza y de la línea que conduce hacia sus partes nobles naciendo de la parte baja de su ombligo, apenas las piernas me conducen a pensar que este chico guarda algunas amables e irresistibles sorpresas.

Él mismo se da la vuelta y me hace un calvo. Un culazo buenísimo. La suavidad de la parte exterior de sus nalgas me pone igual de cachondo que los pelazos que empiezan a proliferar a medida que me acerco a la raja de su culo. Se da la vuelta y me enseña la polla tiesa, larga y dura. Un tronco de árbol naciendo desde la base de una mata de pelo bien negro como el azabache. Ahora lo único que quiero es comer, comer a fondo, con la intención de que esos pelazos se me metan hasta el fondo de las fosas nasales.

VER A ROCCO EN BELAMIONLINE.COM

VER A ROCCO EN BELAMIONLINE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar