Tendencia

George Gomez empotra a Logan Piper y le mete un buen facial | GayHoopla

Sentía el calor de su fuerte brazo pasándole por detrás del cuello en plan colegas. Logan Piper estaba atento a la entrevista pero a la vez no lo estaba. Escuchaba respuestas y preguntas a azar, seleccionadas por su ya calenturienta mente. La primera vez, su primera vez con otro chico, eso se repetía en su mente una y otra vez poniéndole el pito bien duro. Saber que en unos minutos un machote así le iba a estar metiendo el rabo por el culo era para ponerse cachondo.

George Gomez estaba un poco sonrojado por la situación, por la cámara y las preguntas íntimas, pero se notaba que estaba con ganas de meter rabo el colega. Intentó meter la lengua en sus primeros besitos a otro chico, pero todavía tenía que soltarse. Y qué mejor para desinhibirse ante las cámaras que quedarse en bolas. En eso Logan le ayudó bajándole los calzones y dejando al descubierto una gruesa polla que empezó a rebotar la muy puta hacia arriba y hacia abajo. Menudo pollón.

Lo tenía casi empalmado y bastaron unas mamaditas para ponérselo bien duro. Los dos estaban muy calientes y Logan se puso en pie para dar rabo al machote a riesgo de que no lo quisiera, pero George se armó con un par e intentó comerse su primera polla. Para ser la primera vez no lo hacía nada mal. Se notaba que era un inexperto comiendo pollas, pero eso lo hacía todo mucho más interesante. Logan le agarró con la mano por detrás de la cabeza y lo disfrutó como un enano.

Lo que sí sabía hacer bien George mejor que nadie era empotrar culos. Primero le hizo una buena comida y deditos al ojete de Logan. Se notaba que la experiencia abriendo coñitos le había servido para ponerla en práctica con los hombres. No era lo mismo porque aquí no había labios con los que jugar, pero parecido. Nada más meterla por detrás, le encantó la experiencia. Tan apretado, sin tener que preguntar a nadie si le dejaba penetrar por la puerta trasera.

Con las tias solía ser más dulce, pero con otro tio se sentía más libre, más animal, más cerdo. Sentía que podía clavarla más duro, azotar y empotrar hasta dejarse los huevos. Lo disfrutó tanto que decidió regalar al chaval su traca final. Le sacó la polla del culo y con rapidez acudió a su cara. Se quitó el condón como un animal, cogió la cabeza de Logan con la mano para acercarla a la punta de su rabo y se la empezó a lefar a chorrazos, dejándole cicatrices blancas por toda la jeta. A Logan le moló tanto tener el semen de ese macho sobre su cara que se lo dejó durante un buen rato de la post entrevista.

 

VER AHORA A GEORGE Y LOGAN EN GAYHOOPLA.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar