El atractivo ruso Leif sorprende con su gordísima polla | Sean Cody

Dice que es cocinero y no sabemos si además de serlo, emplea el término con segundas, porque este atractivo macho ruso de rostro tan expresivo tiene algo que logra caldear el ambiente y debe ser esa combinación entre esa bis cómica que se gasta, unida al pedazo de pollón que tiene entre las piernas, una mancuerna larga, firme y gorda como las que a Leif le gusta coger en el gym.

Un rabo que ya es gordo en su base pero que se va ensanchando más a medida que se va acercanco al cipote, uno de esos rabos que cuando uno ve tieso, entran ganas de sentarse encima con todas las de la ley. Reconoce que le encanta el sexo, pero nada de un casquete y se acabó, sino de folladones a gran escala, de que le mamen el vergón y meter polla durante una hora o más.

Hetero declarado, confiesa que está abierto a todo tipo de propuestas y tanto yo como muchos, ya nos estamos relamiendo pensando en ese pollón penetrando unas buenas nalgas apretadas. Candidatos no le van a faltar, porque aquí llega un nuevo pistolón de gran calibre y mucho aguante para las bocas más hambrientas y los nalgones más hábiles.

VER AHORA A LEIF EN SEANCODY.COM

VER AHORA A LEIF EN SEANCODY.COM

Cerrar