[Hard Kinks] Viktor Rom interroga con su polla gigante a Martin Mazza en una tarde oscura

A todo espía ruso le habría encantado que un poli americano buenorro del FBI le interrogase a base de una tortura placentera, sentado en una silla en un oscuro sótano, atado de manos y pies, mirando cómo las prendas de ropa de su torturador van cayendo al suelo hasta quedarse desnudo por completo, asistiendo al maravilloso espectáculo innato en la naturaleza de un hombre, el momento en que el rabo le empieza a crecer y se le pone duro buscando el cariño y el contacto de unos labios o un agujero en el que acurrucarse al calorcito antes de soltar la semilla.

Cuando el jefe tuvo que contratar a alguien para hacer el trabajo sucio, no lo dudó ni un momento. Viktor Rom era el hombre ideal. Grande, fuerte, un armario empotrado con una buena porra de castigo larga y más gorda que una butifarra de mortadela. Con ella podría sacar la verdad por la boca a cualquiera y endiñarla por el culo hasta que lo escupiesen todo. Martin Mazza es un hombre de honor, juró no desvelar ningún secreto sobre las operaciones secretas de su país, pero ante aquella polla cargada de leche, sus convicciones se ahogaron sobre su cara, en un charco blanco de semen calentito.

>> INTERROGATORIO A POLLAZOS VIKTOR ROM SE LA METE A MARTIN MAZZA EN HARDKINKS.COM

Viktor-Rom-Martin-Mazza

>> INTERROGATORIO A POLLAZOS VIKTOR ROM SE LA METE A MARTIN MAZZA EN HARDKINKS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba