[Hard Kinks] Frank Valencia empotra a pollazos a Martin Mazza contra el camión en “Road Fuckers”

Cuando Frank Valencia saltó al porno gay por primera vez en la página de Locura Gay, una de las cosas que más nos llamó la atención fue que el tio era camionero. Si en ese momento alguien imaginó que lo de ponerle que era camionero era inventado, no tiene más que ver el inicio de esta escena para comprobar el arte que tiene en su trabajo diario haciendo una ruta habitual, repostando y conduciendo. Hasta meadita de cara a la carretera que se pega el tio con todos los coches pasando. Qué tio no ha tenido como fantasía tirarse a un camionero. Yo cada vez que veo un camión pasar, lo primero que hago es echar un ojo a la ventana para ver quién lo conduce. Hay veces que no, pero la mayoría de los que pululan por la ciudad y sobre todo en verano, eso es para recrearse la vista, porque te encuentras con chavales guapísimos y el torso desnudo, gafas de sol, a veces mascando chicle con pinta de cabronazos que te dejan con ganas de pararle, meterte en la cabina y empezar a sobarle el rabo y los huevos, dejar que te folle y te meta la lefa donde quiera.

Dispuesto a realizar esa fantasía llega Martin Mazza, que necesita que alguien lo acerque a Madrid. No es que esa fuese su meta, pero cuando se encuentra por el camino con Frank Valencia y este acepta llevarle a la capital, todo tiene un precio. Tras la meada, Frank se fija en que Martin no para de mirarle el paquete, así que to empalmao deja que Martin le sobe el rabo por encima de los calzones y sienta la potencia de su polla antes de merendársela con una sensacional mamada dentro de la cabina.

Frank la tiene durísima y de un tamaño descomunal y Martin, que tiene mucha hambre, da buena cuenta de ella metiéndosela hasta el fondo de la garganta y paseando los labios por ese tronco calentito y potente. Si de algo anda sobrao Frank es de polla y cojones para darle de comer como se merece. Esa cabina tiene que empezar a oler a macho que flipas y con el olor Martin se empieza a volver loquito esnifándole hasta los sobacos. Frank quiere ya probar ese culazo tremendo que marca debajo de los pantaloncitos ajustados, lo deja al descubierto y le pone el rabo al lado para compararlo para después ponerle la tentación en la punta del agujero. Pero va a tener que esperar. Martin no puede resistirse sintiendo ese rabaco en el culo, quiere sentir otro rato más la polla, así que Frank le folla la boca con ganas. Anda que no disfruta el cabrón cuando Martin se la mete hasta el fondo y la nota más apretadita, eso no hay tio que lo resista, le sale hasta la saliva por la barbilla cayendo.

Ya en la nave industrial, continúan la fiestecita resguardados del calorazo que hace fuera en plena tarde después de la comida. Hora de trabajar el culito, Frank lo pone contra dos neumáticos de la nave y le empieza a cachear el agujero con esas manazas de dedos grandotes y fuertes. No va a tener que hacérselo mucho porque Martin está bien calentito y con el culo bien dilatado para recibir polla, así que condón puestecito y toda dentro. Toma polla de camionero, con un culazo perfecto bombeando y unas piernazas alucinantes y musculosas, este Frank es la hostia, todo un macho follador. No es de extrañar que Martin le ruegue que no pare de petarle el culo.

El culazo de Martin, precioso y redondito y el rabo enorme de Frank duro como una estaca son una pareja perfecta, menuda combinación. Y para ponernos más cachondos, Frank le separa las piernas a Martin sobre los neumáticos, abriéndole más el culo, se sube encima y encaja la polla dejando que veamos esa imagen que tanto me gusta de polla, huevos y culo de uno seguiditos de polla, huevos y culo del otro, una vista tremenda de la que es casi imposible reponerse, me pone cachondísimo ver tanto rabo, huevo y culo moverse con ritmo.

Toda una nave para ellos solitos, para disfrutar y gritar sintiendo el eco de sus gemidos sin que nadie más les escuche. Y en plena acción se marcan una postura nunca vista que me deja alucinando, empleando el camión como juguete, Martin se cuelga como un mono de la parte delantera, con el culo en pompa y los brazos arriba sosteniéndose, las piernas sobre el guardabarros, perfectamente dispuesto para que Frank le penetre, aunque al final es Martin el que se hace una autofolada haciendo resbalar el culo por el rabo una y otra vez. Ver a Frank Valencia dando caña por detrás, disfrutando de su culazo y las piernas metiendo pollazos a plena potencia es un vicio tremendo.

El culo de Martin no está para tonterías, quiere más. Acojonante la pedazo maza que coge de la nave Frank, pone un condón al mango y se la mete entera todo lo ancha que es, la vista desde abajo empotrándole el instrumento no tiene desperdicio, menudo culazo! Le mola que le metan cosas por el agujero y Frank experimenta haciéndole una doble follada, su polla contra el madero, los dos dentro simulando una doble penetración de hombre contra máquina. Y el culo de Frank no se va a ir de rositas, Martin le da la vuelta y le da un buen repaso, esperemos que dejándolo preparadito para su primera incursión, a ver si se anima. Frank se saca el rabo del culo y se lo pajea hasta pringarle la espalda de leche y Martin se hace una paja corriéndose en el suelo con todos los pringotes ahí.

Frank, macho a ver si un día nos encontramos por el camino y me haces lo mismo!! Y a los que habeis leído hasta el final, mañana os espera una buena, ¿quereis ver a un pedazo macho guapísimo? Pues a media tarde vais a flipar. Se os va a cargar la polla sólo con su mirada!

FRANK VALENCIA EMPOTRA A MARTIN MAZZA EN HARDKINKS.COM

13 17 27 29 52 65 79 98 99 104 108 111 118 127 132 135 142 147 153 159

FRANK VALENCIA EMPOTRA A MARTIN MAZZA EN HARDKINKS.COM

TRAILER: FRANK VALENCIA Y MARTIN MAZZA

 

Mostrar más
Botón volver arriba