Caio Veyron se la mete sin condón y profunda a Henrique Alagoano | Tim Tales

La marca de las babas mojadas que Henrique Alagoano le estaba dejando en el miembro, le llegaban a Caio Veyron hasta poco menos de la mitad de la polla. El chaval tragaba con ganas y admiración esos veintiocho centímetros de rabo, pero los ojos comían más que su boca y acababa atragantándose y soltando una arcada con lágrimas en los ojos cada vez que el cipote se aventuraba más allá de su campanilla.

Además de ser guapo, Caio había sido bendecido con unas largas extremidades que enamoraban a los tios. Le encantaban sus brazos fuertes y masculinos, pero mucho más su estupenda polla, esa que los hombres cogían con tremendas ganas y les dejaba completamente saciados por la boca y por el culo. Y el culo del jovencito Henrique era un pozo sin fondo por el que Caio se dejó llevar.

Darle por detrás fue toda una fantasía. No lograba entender todavía cómo era posible que a él no le entrara ni el pelo de una gamba por el ojete y que otros tios como Henrique sin embargo se tragaran un gigantesco rabo largo y gordísimo. A pesar de que horadar un agujero en apariencia tan estrecho le pareciera casi un abuso, una vez se la coló dentro, ya no pudo parar.

Sus gemidos, sus grititos de disfrute, las guarradas y halagos que soltaba por su boca, más propios de un hombre que está perdiendo el conocimiento por falta de oxígeno, le alentaron a penetrarle a fondo, sacando y metiendo todo lo largo y enorme que era su gigantesco miembro de la punta a los huevos. Menudo tragón y qué cara de travieso ponía cuando la sentía bien adentro.

Así folladito bocarriba, Caio hizo cuentas a ojo y calculó que al meterle todo el miembro, mínimo debería estar tocándole el diafragma. Cuando Henrique volvió a comerle la polla fue de rodillas y con un montón de salsa blanca en sus hocicos. Polla con nata, bien rica. Los espumarajos blancos rebosando de su boca y cayendo a goterones por su barbilla.

VER A CAIO Y HENRIQUE EN TIMTALES.COM

VER A CAIO Y HENRIQUE EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba