Tendencia

Connor Peters pasea su enorme rabo por la casa | Bentley Race

Su cara angelical y su bestial rabo le han hecho subir enteros como la espuma. En tiempo record, el guapísimo Connor Peters ha sido capaz de conquistar corazones y levantar pollas. Con esa carita guapa y mirada tierna de ojos claros de cachorro es normal que te atrape y una vez que lo ha hecho, le basta con bajarse los calzones para hacerte desear comerte una polla a tragunllones.

Ben ha dejado que Connor se ponga cómodo, como si estuviera en su casa. Al principio anda como un perro reconociendo el terreno, pero en cuanto tiene una cámara delante empieza a enamorarla, a traspasarla con su mirada. Una levantada de camiseta pone de manifiesto que no es un chico que se mate en el gym y sin embargo está bien bueno.

Se la quita, se baja los gayumbos y deja colgando entre las piernas una butifarra larguísima y gorda que cae por su propio peso y se balancea. Una vena larga e hinchada destaca recorriendo la parte superior de su polla, desde la base hasta un enorme cipote que se dibuja por debajo del fiño pellejo que lo recubre, dejando ver sólo la puntita.

Se le empieza a poner dura y a combársele el rabo hacia arriba como una banana. Cuesta imaginar a un yogurín tan rico con una polla de pro. Su mirada tierna ahora se torna en la mirada de un cabronazo, intimidando a la cámara, retándola a fotografiar esa cacho polla. Se deja caer en el sofá, tumbado a cuerpo de rey, aprieta el culete y hace que su gigantesca polla se ponga firme.

VER A CONNOR PETERS EN BENTLEYRACE.COM

VER A CONNOR PETERS EN BENTLEYRACE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar