Carlos Leao y Sergyo follan a pelo por cam | Fucker Mate

Bare On Cam

Hace casi 5 años, cuando se rodó esta escena que hoy FuckerMate nos trae de nuevo remasterizada con las nuevas tecnologías, apenas había unas cuantas plataformas dedicadas a ofrecer sexo por cam. Ya sabíamos qué era pelársela mientras mirabas a otro tio hacer lo mismo, ya fuera tu compi de instituto que vivía en la puerta de al lado u otro chico que viviera a miles de kilómetros al otro lado del charco.

Hoy cualquiera que tenga una cámara e internet puede llegar a convertirse en la próxima estrella del porno sin necesidad de estar bajo los focos, en la comodidad de su casa. Todos conocemos a montones de chicos que gracias a su carisma han conseguido ganarse un hueco merecido en plataformas como OnlyFans, JustForFans y otras tantas, algunos de ellos tentados para dar el salto al porno profesional y follar con las grandes estrellas que hoy comparten escenario con esos anónimos que nos sacan tanta leche.

Carlos Leao y Sergyo se ponen en la piel de un par de webcamers que quieren ganarse unas pelillas mientras disfrutan del sexo y hacen disfrutar a todos los que miramos. Esperamos que estéis preparados para ver cómo el grueso y largo pollón del brasileño se vuelve a llenar de babas antes de sumergirse en un culo muy pero que muy tragón.

▬▬ BARE ON CAM ▬▬

Cuando te ponen una cámara enfrente a punto de practicar sexo pueden pasar dos cosas, o que te sientas incómodo pensando en la cantidad de gente que pueda estar mirándote, como si estuvieras en un cuarto de baño a punto de mear y el hecho de estar entre más tios haga que se te corte el chorro de repente, o que precisamente sabiendo que la gente te puede estar mirando, te ponga super cachondo y estés deseando mostrar tu piruleta a la cámara y todo el sabor que lleva dentro.

Carlos Leao y Sergyo son de los segundos, de los que una cam y a sabiendas de montones de chavales del otro lado tocándose las pollas, hacen que los rabos se les pongan duros. Por suerte mientras chatean tumbados en la cama boca abajo, tienen el colchón mullidito para ocultar la trempera de forma momentánea antes de sacarse la chorra y empezar el espectáculo del vicio para que todos puedan verlo a través de internet y se pajeen a gusto.

A un espectador le entra curiosidad y pregunta qué hacen juntitos un español y un brasileño. Ellos se lo enseñan y para comenzar lo que saben hacer muy bien es morrearse las bocas. Labios apetitosos cruzándose sin parar, masajeándose ahora uno arriba ahora otro abajo, colándose cada vez más las lenguas hacia el fondo de la boca del otro, sintiendo ese alivio indescriptible que se siente con el roce húmedo. Sergyo pone la boca quieta semi abierta y se deja hacer mientras Carlos le pega una relamida por los labios y se cuela por donde puede.

Con tanto besito, lo que tienen ahí abajo ha comenzado a crecer y el espectador curioso quiere verlo ya. Carlos no puede ocultar la herramienta que guarda bajo la tela de los calzones, son negros y no se le nota la marca de frente, pero según se ladea un poquito, ya se puede ver el pedazo bulto que conforma el cipote, que está a punto de salírsele por el lateral. Nada de chupar por encima y calentar más, Sergyo le baja la goma y le saca el pollón morenote y gordo, gigantesco made in Brasil.

Con esos buenos labios que tiene Sergyo para atrapar pollas, agarra la del brasileño toda calentita y todavía morcillona sin llegar a estar del todo dura. De vez en cuando se le escapa de la boca y cae pesada hacia abajo rebotando tímidamente. Él la recoge con la mano, poniendo los dedos en la base del rabo y alzándola de nuevo hacia su insaciable boca. Menudo juguetito para malear a su antojo antes de que se lo cuele completamente duro por el ojete.

A medida que va notando cómo esa porra se pone firme, la coge y la pajea con la mano sin dejar de alimentarse su propia boca. Carlos es un tio que no puede parar quieto. Aunque le mola ver esa carita guapa dorándole el cipote, su mente de acción le dice que abra culito, lo pone a cuatro patas al chaval y le relame el agujerito blanco, colándole la saliva hacia dentro con un par de palmaditas con los dedos. Sergyo aprende que tener un compañero tan activo y con la polla tan grande, tiene sus ventajas. Mientras le cuela la lengua por el ojete, de vez en cuando nota el tacto calentito del glande del pollón rozándole los muslos y después el cabrón le cuela la cabeza entre las piernas y se pone a comerle los huevos.

Casi sin darse cuenta, Carlos se le acopla encima y le casca toda la polla dentro sin ponerse el condón. La hostia puta, qué gustito notar eso en el culete y encima tener las vistas de ese macho moreno y potente justo encima a dos palmos, sintiendo cómo aplica fuerza y cada vez le hace más suyo sin poder remediarlo.

Carlos se maneja dentro de ese culazo como quiere, parece hecho a su medida. Con unos meneos de caderas, le empotra y se la enfila de principio a fin con mucho arte sin que se le salga, desde el cipote hasta meterle una buena clavada e impactar sus huevazos contra el culete. Por delante, por detrás y a cuatro patas como los perricos, sentándose ligeramente en cuclillas, poniéndose el ojete a tiro y metiendo palanca. Sergyo empieza a cuatro patas, pero termina boca abajo aplastado contra el colchón, completamente abierto de piernas y con el pollón sin parar de penetrarle el culo.

De vez en cuando Carlos lanza salivazos desde arriba que caen directos en su rabo. Lo saca un poquito sin dejar que se le salga la porra, se echa uno de los lubricantes naturales de macho más eficaces y ya la tiene lista para dar cera otro ratito sin que duela. A Sergyo le encanta sentarse en las piernas de hombres así de dotados, sobre todo si es para clavarse lo que tienen entre ellas. Una maravillosa cabalgada la que le pega, en la que se puede ver el enorme y gordo rabo acoplándose perfecto a su ojete y entrando justo y perfecto.

Se van turnando y Carlos le termina pegando una clavada desde abajo. Después es Sergyo quien hace el trabajo. Carlos se queda tumbado boca arriba con los brazos detrás de la cabeza como si estuviera tomando el sol en la playita totalmente desnudo y Sergyo se le monta encima del trabuco dándole la espalda y cabalgándole la polla haciéndole una buena paja. Carlos vuelve a tomar el control, le deja el culo en volandas y se la mete desde abajo a tal velocidad que no puede controlarse y cuando se quiere dar cuenta y le saca la polla del agujero ya está rebosando leche.

Qué hostias, ya que le ha preñao todo el culo, allá que va a metérsela para terminar de meterle las últimas corridas dentro. Precioso el pollón enorme y gordo, notándose cómo todavía bombea leche hacia adentro. Sergyo se la retira del ojete y con la raja del culito bañada en semen y la lengua de Carlos metiéndose por su boca, se casca un pajote. Toma sesión de cam!

 VER A ROCCO Y GASTON EN FUCKERMATE.COM

 VER A ROCCO Y GASTON EN FUCKERMATE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba