Viktor Rom y Gianni Maggio destrozan el culazo de Santi Noguera sin condones con sus enormes rabos, le echan unos meos y se corren en su ojete | Macho Factory

Weapons of Ass Destruction

El rollito de polis contra ladrones, siempre le había puesto cachondete a Santi Noguera. Se imaginaba a sí mismo en la celda tras los barrotes, insinuándose delante de un poli que terminaba dándole rabo a través de las rejas y se lo mamaba hasta obtener todo el néctar de sus pelotas colgando por su barbilla, ensuciándole el mono de preso y dejándole como un puto cerdo.

Su jornada de trabajo se hacía más llevadera cuando sabía que a la salida del curro le esperaba diversión sin límites en las mazmorras de un conocido local en el que dar rienda suelta a sus más perversas fantasías. Y ese día se le antojó ser preso, uno que se tumbaba bocarriba y esperaba paciente, con la boca abierta y el culo dispuesto.

Contaba con muchas posibilidades, pero ni de coña con que dos tios tan exageradamente pollones y fornidos se pusieran de acuerdo para penetrarle. Mirase a la entrepierna que mirase, le palpitaba el ojete de puro placer. El gordísimo pollón de Viktor Rom con un precioso cipote bien grueso y brillante o el larguísimo pito de Gianni Maggio, que dudaba que pudiera caberle por el culo de lo enorme que era.

Fueron los preliminares los que le hicieron amar a esos dos cabrones. Viktor se agachó maquinilla de afeitar en mano y le rasuró los alrededores del agujero del culo. Había visto muchas perversiones entre colegas, como que uno echara semen encima de la polla del otro para lubricar la entrada, pero lo último que esperaba es que Viktor se pusiera delante de su trasero, se agarrase la picha y le meara en el ojal y que Gianni empleara los meos de su colega como lubricante para meterle su gigantesca mancuerna sin condón por el ano.

Todavía seguían follándoselo por turnos con los meos resecos. Mientras uno le daba por el culo, el otro le daba de comer rabo, dejando bien satisfechos todos los agujeros de su cuerpo. Sus gemidos de gusto mamando polla y tragando rabo por detrás, alertaron a montones de tios en las inmediaciones, que se acercaron para contemplar cómo esos dos machotes se corrían como perretes entre sus piernas abiertas.

VER A VIKTOR, GIANNY Y SANTI EN MACHOFACTORY.COM

VER A VIKTOR, GIANNY Y SANTI EN MACHOFACTORY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba