Damien Dyson se folla a Dylan Anderson con su enorme y gorda polla | Bentley Race

Lo que pasa por la mente de un hombre cuando ve que el que está meando al lado la tiene más grande que él, es un misterio. Aunque a veces, dependiendo de lo que suceda después, es fácil interpretar ciertas miradas. Un tio hetero puede que piense “hostia pedazo polla tiene este, lo que haría yo con ella” o “si la tiene así flácida cómo la tendrá cuando folle“.

Lo de Dylan Anderson al ver la pedazo tranca larga y gorda de Damien Dyson, por la forma en la que la mira, más bien sería como lo primero pero en otro sentido, porque en cuanto nota el paquetón de su colega de escena entre las manos, se da la vuelta para que se lo ponga calentito entre la raja del culete. Si alguna vez un tio dotado te ha cogido por detrás y has notado el bulto de su paquete en tu trasero, ya sabes lo mucho que se disfruta.

Dylan no es que tuviera una gran boca come pollas como otros, pero el tio se la zampó como pudo del hambre que le daba. Ni por esas, después de comerle el rabo, perdió ni por un momento la admiración por su tamaño. Bentley les dejó en la cama con unos fleshjack y la cara de Dylan mirando cómo esa pedazo tranca penetraba a la fuerza ese espacio tan estrecho, reflejaba cómo se le hacia la boca agua al imaginar lo que haría con su culete. No tuvo que imaginarlo, porque a los pocos minutos le estaba zumbando el ojal.

WATCH NOW DAMIEN AND DYLAN AT BENTLEYRACE.COM

WATCH NOW DAMIEN AND DYLAN AT BENTLEYRACE.COM

Cerrar