Un guaperas de ojos claros con barbita se deja dar a pelo sobre los sacos de cemento | Latin Leche

Cuando con el frío que hace todavía, te encuentras por la calle con un tio que va con bermudas y camiseta de manga corta, una de dos, o está loco, o está muy caliente. Y este loco precisamente no estaba, todo lo contrario, con las ideas muy claras, escuchando atentamente al cámara que le estaba proponiendo grabarle haciéndose una paja. Ni se lo pensó el muy cerdete, que con la barbita que tenía y esos ojazos, apetecía y mucho ver qué tal se manejaba en el sexo.

Aexplorar el vecindario que lo llevó, en busca de un lugar de su elección, aunque lo que le molaba al tio era hacérselo en lugares públicos. Terminaron cerca de una casa a medio terminar, con los sacos de cemento en pila cerca de la pared, ni demasiado expuesto pero no exento de que cualquier pasara por allí o llegaran los currelas y les encontraran haciendo guarradas.

No le costó posar para la cámara, quitarse la camiseta y dejar ver una de sus debilidades, que le tocasen los pezoncillos. Todo lo puso tan fácil que el cazador apenas tuvo que desembolsar dinero por darle órdenes. Igual de rápido que había desaparecidfo la camiseta, volaron las bermudas. El muy cabrón la llevaba suelta, no usaba calzones y fue una delicia ver cómo dejaba suelta la chorra larga y morcillona, encapuchada, acompañada de unos más que generosos huevos cubiertos por una piel de la textura de melocotón.

Confesó que ya se había corrido una vez ese día, pero que estaba dispuesto a hacerlo otra vez. Lo dicho, un chico caliente. No puso pegas cuando el cámara quiso cogerle la polla dura. “¿Puedo tocarla?“. “Claro“. Joder, ese tío ya no iba a necesitar más dinero a cambio de cualquier cosa. El cazador siguió tentando a la suerte y siempre salía victorioso.

Acercó ese pollón duro a sus partes y la colocó encima de la tienda de campaña que había montado. Al cámara también se le estaba poniéndo durísima. Fue sacársela y al momento el chaval estaba de rodillas, metiéndosela en la boca como un puto salido. Una simple propina es lo que hizo falta para que se dejase caer sobre la pila de sacos de cemento y se dejase enchufar a pelo la polla del cazador.

ENJOY NOW THIS SCENE AT LATINLECHE.COM

ENJOY NOW THIS SCENE AT LATINLECHE.COM

ENJOY NOW THIS SCENE AT LATINLECHE.COM

Cerrar