[Men Over 30] Drake Jaden y Jake Jennings se saborean las pollas en cava y se follan en “Making Partners”

Que tu equipo favorito gane un título importante, un buen día en el trabajo o el simple hecho de saber que ya es viernes y tienes todo un fin de semana por delante para tirarte a la bartola, salir de fiesta y darlo todo, es más que motivo suficiente para estar eufórico, como si de repente te inyectasen una dósis de adrenalina y felicidad con la que todo lo ves en positivo, todo es maravilloso y los problemas parecen disolverse en el fondo de la copa en la que estás brindando. Esta escenita va dedicada a @erotomano69 (Pornófilo 69).

Jake Jennings llega del trabajo con esa sensación en el cuerpo, con buenas noticias para contarle a su novio porque le van a ascender. Compartir una de estas buenas noticias con familia y amigos desencadena en alegría, risas, abrazos y palabras de felicitaciones, pero cuando se trata de una pareja, la cosa cambia, más si justo en ese momento estais solos y podeis dar rienda suelta a toda la alegría contenida. Haciéndose un poco el loco, Jake le da la noticia con dos copas en la mano para empezar a celebrar y les basta un sorbito para que las burbujas de Freixenet se les suban a la cabeza y se fundan a besos.

Con su intensa mirada azul, Drake Jaden se entrega a su chico dejando que le quite la camiseta. Con la cercanía y la efusividad, Drake enseguida nota un buen bulto debajo de los pantalones de Jake que le está rozando el paquete. No era el móvil, lo comprueba con la manita bajándola ahí abajo y descubriendo que la polla le está empezando a despertar bajo los gayumbos. Le encanta provocarle esa reacción entre las piernas y para ayudarle, le abre la bragueta, le saca el rabo todavía sin estar duro del todo colgando hacia abajo y bien gordo y se lo mete en la boca.

Nada de brindar con un “chin chin”. Tan juguetón él, coge la copa y conduce la polla de su novio hacia dentro hasta bañarla en cava. Ahí se queda el cabronazo observando el cipotón todavía más grande por el efecto lupa del líquido y el cristal. Qué rica le sabe la polla con cava, tan bien como el trago de cava con sabor a polla dentro. ¿Os imaginais que pueda habernos pasado algo así? Estar en una fiesta en un local, un tio que regresa del baño con la copa en la mano y te deje beber y que a lo mejor haya metido dentro su rabo y se ponga cachondo sabiendo que has comido de su polla sin saberlo, una jodida delicia.

Con tanto roce y moja moja, Drake consigue despertarle el ciruelo. Es único comiendo rabos, me encanta cuando se queda el capullo dentro de la boca y empieza a succionar como si estuviera bebiendo de la tetilla de un biberón gigante, intentando exprimir todo el saborcito. Mientras chupaba, sin darse cuenta Drake ya tiene la polla tiesa. Se levanta, se apoya contra la encimera y espera a que Jake se agache para devolverle el favor.

Cogiéndole de los huevos con la mano, Jake empieza a meterse la tranca, más larga que la suya, en la boca, y aprovecha la copa para metérsela también en el cava. De tener el calorcito de la boca de Jake al contacto de la bebida fría, Drake se estremece y se rie por la sensación que le produce el cambio de temperatura. Empinadita, toda dura, la polla le sale de ahí tiesa hacia arriba y mojada, un pollón dispuesto para beber de él. Jake no se corta, enseguida planta la lengua y empieza a recoger el cava del rabo con mucho vicio.

Con el cava todavía en la lengua, Jake le da la vuelta a su chico y le abre el culo metiéndole los morros. Un culazo perfecto, musculado, redondito, suave, con algo de pelo en la raja según se llega al agujero del deseo, para plantar las dos manos y volverse loco haciéndole una buena comida. Las vistas desde abajo son una puta gozada, viendola lengüita de Jake saliendo todo el rato, dándole gusto al ojete mientras Drake se pajea la polla.

Cuando le separa la cabeza y le ve levantarse, Drake sabe perfectamente cómo colocarse para su chaval, elevando una pierna y abriendo mucho más el culo para dejarle entrar. Tiene el capullo mucho más gordo que la media de chavales y es necesario abrirse algo más para que entre bien. Sin dejar de meterle rabo, Jake se quita toda la ropa como puede. Le encanta escuchar los gemidos de Drake cuando le echufa.

A Drake sin embargo le gusta meterla de forma distinta. Coge a su chico y lo pone encorvado mirando hacia la encimera, con las piernas juntas y el culito prieto. Así le gusta a él, con su rabo más largo, meterla a la aventura, enfilándola dentro de los dos cachetes y perderla dentro para que ella sola encaje dentro del agujero al meter el apretón. Le mete un buen embuchado de rabo por detrás consiguiendo que a Jake le baile la polla entre las piernas.

Para acabar de celebrar la noticia, Drake le da la vuelta y se lo folla casi en volandas, apenas con la espalda apoyada contra la mesa. Jake aprovecha el gustito que siente en el culo para pajearse hasta que el cipote se le pone voluminoso y gordo, estallando en un reguero de lefa que le pringa todos los pelos del torso. Después de dejarle desahogarse por completo de su paja, Drake agacha a su chaval para corrérsele encima. Una caricia en las pelotas, un pajotazo y termina descargando toda la leche encima de sus pectorales. Jake se incorpora con toda la lefa encima y siguen disfrutando del cava y de la felicidad que proporciona descargarse los huevos.

>> ENTRA Y MIRA COMO SE FOLLAN EN LA COCINA DRAKE Y JAKE EN MENOVER30.COM

drake-jaden-jake-jennings

>> ENTRA Y MIRA COMO SE FOLLAN EN LA COCINA DRAKE Y JAKE EN MENOVER30.COM

Mostrar más
Botón volver arriba