Tendencia

William Seed se folla a Maverick Sun sin condón y juntos hacen piña para follarse a Mimi | MEN & Why Not Bi

Cumpetitive Sluts

MALE ACCESS 5 TOP GAY PORN SITES 1 ALL-ACCES PASS

Ante la posibilidad de que el mismísimo William Seed se hubiera podido olvidar de las bondades de la boquita mamona de un tio con ganas de rabo y de un buen culito apretado, el jovencito Maverick Sun se encargó de recordárselo. Le pilló en la habitación, de rodillas sobre la cama, culeando a Mimi. Lo que le gustaba a Maverick ver a un tio zumbar, poniendo en marcha su culazo, no era ni medio normal.

Se coló a gatas en el cuarto llamando la atención de Will en plena faena y le bastó un gesto de la mano haciendo un hueco y un gesto sugiriendo una mamada, para que William le dijera a la chavala que necesitaba un descanso. No, Will no había olvidado lo mucho que le gustaba follarse a los chicos, lo mucho que apreciaban su pollaza. Mimi no entendió una mierda. La dejó medio follada sobre la cama y se largó a la cocina, donde Maverick le esperaba de rodillas para mamarle toda la polla hasta los huevos.

Joder, a William le tenían la cabeza loquita. Ellas la mamaban bien y les alegraba ver un buen nabo, pero en un tio había un punto tan cerdo e irresistible que era una puta gozada, quizá porque sabían mejor cómo desenvolverse y lo que gustaba. Al ver lo tragón que era, le cogió por los pelos e hizo rebotar su cabeza hacia adelante y atrás follándole la boquita, haciendo que se le quedara la carita roja y se le saltaran las lágrimas.

Le gustó tanto la dulzura con la que esos labios arropaban su firme pene y lo apretado de su garganta que se corrió dentro de su boca y le dejó los morros mojados. Justo cuando se estaba corriendo, salió Mimi para ver qué estaba sucediendo, pidiendo ese macho para ella. Maverick vio en ella una rival y no iba a dejar pasar la oportunidad para competir contra ella por el mismo hombre.

Mientras William se la follaba de nuevo, él se coló una vez más en la habitación y se tumbó en el suelo. Las vistas eran inmejorables. Desde su posición podía ver la entrepierna de Will, con toda su pija ardiente metiéndose dentro de un coño, sus pelotas, su culo de macho fornicador. Cuando ella se corrió, Maverick no pudo evitar gritar al caerle todo encima. Mimi le escuchó y se puso hecha una fiera.

Por suerte estaba hecha una buena perra y le gustaba jugar con los chicos. Le encantaba ver cómo se lo hacían entre ellos y puso a mamar rabo a Maverick, como si no lo hubiera hecho antes o ella hubiera decidido en sus fantasías que a él le gustaban las almejas realmente. Luego le bajó los pantalones y acercó el culo de Maverick al borde de la cama, donde Will le esperaba con la lanza en alto para metérsela.

Qué grande, qué dura y caliente. Se sentía enorme. Era la primera vez que Will se la metía. Desde ese momento, Maverick perdió la noción del tiempo, del espacio y hasta de su propia voluntad. El sexo lo convertía en un animalillo y acababa por cometer locuras como la que estaba a punto de afrontar. Will se lo estaba follando por detrás y Mimi le regaló su coño para que se lo comiera. Maverick no se había comido un coño jamás, no le gustaban, pero en esa cama parecía no haber reglas y terminó haciéndolo.

Eso y joder a una tia, que es lo que sucedió a continuación mientras ella le comía el trabuco a Will. Lo que ella no sabía es que estaba lubricando esa pollaza para Maverick que era el que se iba a sentar después encima de las piernas de Will clavándosela enterita, cabalgándose a ese empotrador. Dios, qué buen macho, cómo le agarró el culito con las manos, dobló las rodillas apoyando los pies en el colchón y le partió el culo en dos, culeando desde abajo, bombeándole con toda su fuerza.

Para acabar, los dos tios hicieron piña para darle rabo. Will la penetró hasta dejarla preñada. Maverick vio cómo él tenía toda la polla gorda metida dentro de su coño y cómo por los bordes rebosaba su semen. Sabiendo del cariño que un tio necesitaba justo después de correrse, Maverick probó los labios de William dándole un morreo. Maverick ocupó el lugar de Will y aprovechó su semen para follarse a Mimi. Qué guarrada. Eso de impulsar la polla dentro de un agujero donde otro ha dejado la leche antes le volvía loco y le ponía a mil. No tardó en meter a la chavala una segunda dósis.

VER CUMPETITIVE SLUTS EN MEN.COM

VER CUMPETITIVE SLUTS EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba