Javi Gray chupa el alucinante pollón de Ricky Blue y le ofrece el culo para que se lo folle | Men At Play

Never Back Down

No se lo iba a confesar a las primeras de cambio, pero Javi Gray, sin ser un apasionado del wrestling, sí seguía de cerca la carrera de Ricky Blue. Su fuerte atracción comenzó la primera vez que vio un combate suyo por la tele a altas horas de la madrugada. Se descubrió a sí mismo y sus nuevas inquietudes sexuales cuando empezó a sobarse el paquete mientras veía a ese tio atractivo y musculoso. El rabo se le amorcillaba de mala manera en uno de los momentos más interesantes, cuando los combatientes se quedaban en calzones y se pesaban. Era entonces cuando no paraba de fijarse en el bultaco que se le marcaba en los gayumbos, demasiado grande.

No tenía por qué enterarse, pero que se hubiera convertido en su abogado particular después de su creciente fama, no había sido casualidad. Ya se había encargado Javi de comerse todas las pollas habidas y por haber para llegar a ejercer de letrado del luchador, todo con tal de comerse la polla de sus sueños que tantos años llevaba esperando llevarse a la boca.

Encontró la excusa perfecta con un caso que iba a costar mucho dinero. Ricky estaba forrado y para él no era problema. Fue entonces cuando Javi le hizo entender que no era cuestión de dinero. Llevó una mano al paquete de Ricky que, como no podía ser de otra forma, teniendo a un tio tan guapo delante de él queriendo entregarle todo, empalmó y se dejó sacar la enorme polla por la bragueta.

Abogado lo que tengo aquí colgando. Ricky se puso cómo en el sofá, mirando cómo su rabo desaparecía dentro de la boca tragona de Javi, que no paraba de dar cabezazos merendándose toda su polla, tragando hasta los huevos. Agarró su culazo con ganas. El tio estaba bien rico y era guapísimo. La hendidura entre sus nalgas le llamaba poderosamente. Le dejó el rabo justo en la raja, para que dilatara de gusto al sentir el calor del contanto con su potente chorra.

Por respeto, solo por respeto se puso un condón y se la metió dentro. Le dio por culo por toda la retaguardia. De tanto zumbarle y tan fuerte, sacando la rabia de luchador que llevaba dentro, se le pusieron los huevos bien gordos y rojos. El tio guapo ya había perdido la chaqueta del traje cuando se lo folló bocarriba en el sofá y su camisa estaba entreabierta cuando Javi cabalgó sobre su polla.

Como en sus combates, Ricky quedó KO por un momento soltando toda su leche. Era un misterio saber en qué momento se había corrido, si había dejado preñado a su abogado o lo había hecho fuera. Al recuperar la conciencia vio esa cara guapa de barba perfilada chupándole la polla otra vez, los mecos de lefa resbalando por los huevos y colgando de los pelos negros de la base del rabo. Con la boca llena de su semen, Javi levantó la cara y le prometió que eso le iba a dar energías para ganar el caso.

VER NEVER BACK DOWN EN MENATPLAY.COM

VER NEVER BACK DOWN EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba