Grunts 1: Bo Sinn penetra a pelo y sin piedad el culazo de Darcy Oak | BROMO

A partir de ahora, mientras estén prestando el servicio a la milicia, Bo Sinn y Darcy van a ser como hermanos, mucho más que hermanos. Porque van a comer juntos, a mear juntos, incluso si a alguno se le ocurre follar, tendrán que hacerlo juntos, todo de forma inseparable, como si fueran uno. Es la forma de confiar el uno en el otro cuando finalmente vayan al campo de batalla real.

Por eso deben conocer sus cuerpos al milímetro, por si al enemigo le da por hacerse pasar por alguno de ellos. deben saber cómo huelen sus sobacos, a qué saben sus besos y hasta el sabor de la leche de sus cojones, hasta lo que se siente al tener la minga del uno en el traero del otro, por si el contrario da por culo. “Agáchate y empieza a comerme la polla“, le ordena Bo a su compañero, que cuando ve semejante barrena, piensa que imitar eso tan gigantesco sería casi imposible, porque antes tandrían que imaginarlo.

Una polla gorda, recta, larga y dura, tatuada con su nombre. Mientras se la mete por el culo, a Bo nunca se le olvidará lo apretado de ese ojete ni los gemidos de dolor y gusto que impregnan las cuatro paredes y a Darcy lo justa que entra a pelo entre sus cachetes ni el largo arco que dibuja el semen de Bo saliendo de la punta de su enorme polla, antes de caer sobre su espalda.

ENJOY NOW GRUNTS AT BROMO.COM

ENJOY NOW GRUNTS AT BROMO.COM

Mostrar más
Botón volver arriba