El actor Joaquín Ferreira presume de un buen rabo e impresiona a los espectadores

Spartacus supuso un punto y aparte en la forma de hacer y ver las series de ficción en todo el mundo. Fue una escena en las termas cuando pudimos ver a montones de tíos como vinieron al mundo con las pollas colgando. Acostumbrados a los desnudos femeninos en la gran pantalla, desde entonces muchas de las series han metido ese perfecto ingrediente de realidad y han conseguido que cada vez sean más desnudos masculinos los que ocupen apenas unos segundos en que damos al pause para ver algunas maravillas andantes.

La última la tenemos en Joaquín Ferreira, que en la serie mexicana para Netflix “Club de cuervos” en la que da vida al personaje llamado con gran acierto Potro ha conseguido encandilar a los espectadores que han visto la premiere al comprobar lo que el tio tiene entre las piernas, un pedazo pollón bien rico colgando, largo y de un tamaño impresionante, meneándose a cada paso y resbalando sobre unos pedazo huevos para fliparlo. Más de uno no ha tardado en describir a través de las redes sociales lo que le gustaría hacer con ese rabo enorme, pero no hace falta imaginar mucho al verla ahí colgando preciosa y con capuchón para saber que muchas bocas morirían por recogerla y empezar a catarla notando hasta qué tamaño puede crecer esa bestia. Dado el gran éxito que ha tenido, seguro que no será la última vez que lo veamos en pelotas. Bieeeen!!

joaquin-ferreira-1

joaquin-ferreira-2

Mostrar más
Botón volver arriba