[Fucker Mate] Louis Ricaute y Henrique se follan por turnos hasta correrse

Me pirran los brasileños fuertes y guapos, me imagino encontrarme a uno en un entorno natural, en mitad de la selva, apenas cubriendo sus partes con un taparrabos, mojado por la lluvia. Me lleva a su cabaña, hace fuerza con su mano para arrodillarme ante él, se levanta la tela y delante de mí asoma una espectacular y larga pollaza gorda que me sabe a gloria al rozarla con los labios. Agacho la cabeza para recoger el cipote y me la meto en la boca hasta tener los huevos pegados en la barbilla. Cuando se la he puesto lo suficientemente dura, abro el culo y dejo que entre, que me folle como un salvaje hasta correrse.

Bien podría ser Henrique ese brasileño machote y atractivo de mis sueños, ahí plantado con un cuerpo fornido y dejando ver, por la protuberancia que se dibuja bajo el pantalón de deporte, que tiene un buen mango entre las piernas para pasarlo de puta madre.

Hace unos años muchas y muchos veían anti estético el vello en un hombre, todo eran torsos depilados. Por suerte ha vuelto a cambiar la idea y ahora, aunque apetecen las dos cosas dependiendo del momento, lo que se vuelve a llevar es el macho de toda la vida, con pelo natural, sin tijeras ni cera ni afeites. Louis Ricaute al natural está de vicio, un macho grande y fuerte al que nada más verle me apetece montarme sobre él y pegarle una buena cabalgada, agarrado a ese torso grande y peludo, embaucado por sus grandes ojos de mirada tan penetrante como penetrante es su inmensa polla, tirando de las riendas de los aros de sus pezones y cabalgando como un auténtico amazonas.

Si ya es la hostia ver sexo entre dos tios, asistir a un encuentro entre dos machos como estos es flip-ante. Louis amanece en la cama con la trempera mañanera y no le queda otra que cascarse una paja antes de levantarse, pero antes de que su mano pueda sentir rebosando la lefa, Henrique le sustituye abalanzándose hacia él, comiéndoselo a besos por todas partes y sobándole el pito duro. Empieza con besos apasionados en la boca y poco a poco va bajando, pasando por el piercing en su tetilla peluda y llegando a sus partes nobles. Le planta los labios encima de todo el cipote recorriendo toda la barra hasta los huevos, la laza ayudándose con la mano y se la mete en la boca dulzona.

Casi al instante, se encuentran haciendo un sesenta y nueve de cuerpos morenos y fuertes. Henrique sigue su ritmo dando cariños a la polla de su colega, pasando sus labios por el rabo y los huevos lentamente. Louis se ha puesto to cerdo y va más a saco. Desde que ha notado el saborcito del rabo del brasileño inundándole la boca, no para de meter y sacarla haciéndole una pajilla suave. Los dos se van turnando para darse de comer polla mutuamente por turnos y cuando le toca a Louis, se encuentra con un regalo que le pone cachondo. Él había cogido la base de la huevera para metérsela más hasta el fondo, pero Henrique le aparta la mano y le folla la cara cogiéndole la cabeza por detrás y arremetiendo duro. Por si fuera poco, cuanto más dura se le pone a Henrique, más gordo se le pone el capullo, un auténtico desvirgador de ojetes.

Con el rabo completamente pringado de saliva, recién sacado de la boca, pasa de la parte delantera a la trasera de Louis y le encaja el cipotón por el culo. Aunque al principio va despacito, el capullo de esa parte de su anatomía hace el trabajo que le corresponde, abriendo camino y permitiéndole follar cada vez más rápido para darse el gusto. Se monta encima y le acopla el rabo hasta los cojones y al final le abre tan bien el agujero que se queda de rodillas haciendo resbalar su polla hacia el interior de ese culazo como un campeón.

Si esto es un juego de caballeros, hay que cumplir la palabra. Louis se planta detrás de Henrique y este se prepara para darle lo que quiere, cogiendo la postura de rodillas sobre la cama y desplegando su portentoso culazo moreno. Un culo redondo, grande, duro y con un ojete estrechito que hace las delicias de cualquier hombre, por el que Louis cuela el rabo enviciándose, intentando no correrse a las primeras de cambio de lo apretadita que le deja la polla.

Después de atacarle por la retaguardia, Louis le da la vuelta y se lo folla cara a cara. Madre mía qué vicio, como coger el agujero del culo de un hetero y follárselo el primerito. La polla super ajustada y el ojete que cede pero lo justo para dejarla pasar. Y encima la visión de ese macho musculoso y potente tumbado sobre la cama, con los brazos estirados de grandes biceps, las piernas fuertes rebotando a cada lazo de tu cabeza a cada pollazo, todo un escultural macho penetrado y gozando de la polla de otro tio. Acercarse y notar el aliento de sus gemidos en tu boca.

Ante un tio tan alto como Louis, es alucinante cómo Henrique le trabaja el culito cuando se le sienta encima. Flexiona las piernas y con los muslos le va levantando las piernas de la cama hasta tener a Louis en volandas sobre él enganchado por su polla. La barra de pan dura y hermosa de Louis se queda rebotando, cilimbreando al viento a cada embestida. A Henrique le da envidia sana y se intercambian las posiciones, pasando a ser él ahora quien deje su polla cabalgando al viento como un buen vaquero.

Tras follárselo a cuatro patas, Henrique saca el rabo de su trasero y va recorriendo la cama hasta llegar a su cara. Le deja la polla encima, pajeándose, y le mete una lechada fuera de control, con un primer disparo que le cae encima de la pierna, un segundo dejándole una preciosa hilera de leche en la muñeca y el tercero ya sí rociando de lefa la perilla de Louis, con todos los mecos blanquitos decorándosela como un árbol de navidad y chupando el cipote como si fuera un bibe, sacándole los restos.

El saborcito a semen en su boca le da alas para cascarse un pajote. Henrique se queda con la cabeza sobre su pecho esperando ver salir la lechecita y se convierte en espectador de primera fila del espectáculo de la raja de su cabezón escupiendo lefa que se deposita sobre toda la pelambrera de su torso. Descargados los cojones, Henrique se acerca a su cara y le pega unos besitos como al principio, aunque esta vez con un extra, con la boquita cubierta de su propia lefa.

>> WATCH NOW LOUIS RICAUTE & HENRIQUE FLIP-FLOP AT FUCKERMATE.COM

Louis-Ricaute-Henrique

>> WATCH NOW LOUIS RICAUTE & HENRIQUE FLIP-FLOP AT FUCKERMATE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar