[Falcon Studios] Brent Corrigan regresa al porno gay follado por Sean Zevran en “Jacked”

Un chaval adelantado a su tiempo, que lo dio todo y que nos hizo disfrutar como locos. Así definiría en pocas palabras a Brent Corrigan, una de las grandes estrellas que ha dado el porno gay en su historia, que nos dejó hace ahora casi 5 años y que regresa de la mano de Falcon Studios para volver a hacernos disfrutar. ¿Quién no recuerda esta famosa carátula de la peli “Fuck Me Raw” que ponía cerdaco a cualquier tío al mirarla? Con su precioso pollón de una buena pieza sobre los abdominales, invitaba a los chavales a meterle el rabo a pelo y correrse dentro mientras la lefa le pringa del agujero del culo.

fuck me raw cover

Entonces con su pelito despeinado, el flequillo cayéndole por la frente y con apenas 18 añitos recién cumplidos, era el deseo de todos, el chaval al que la mayoría de estudios querían tener y al que los actores estaban deseando coger por banda para probar ese culazo tragón que tantísimas pollas llegó a disfrutar con y sin condón y de todos los tamaños, colores y edades. Su envidiado perfil de chaval recién entrado en la mayoría de edad, guapo y atractivo, super pollón y con un culazo capaz de aguantar cualquier dimensión de rabo, no pasó desapercibido cuando le perdimos la pista. Otros han conseguido rellenar ese hueco como por ejemplo Johnny Rapid o Kevin Warhol, que tienen un estilo muy similar y su espíritu delante de la cámara. Pero ahora el niño regresa para que veamos lo bien que ha madurado como hombre.

Lo hace como auténtico protagonista de la película “Jacked” dentro de la línea EDGE de Falcon Studios, ambientada en ese espacio que a los tios nos vuelve locos, el lugar preferido por casi todos en el que no pararíamos de follar, los vestuarios. Mirad cómo luce ahora como todo un hombre en la portada de la película dirigida por Nick Foxx.

Brent-Corrigan-Jacked-Gay-Porn-Falcon-Edge

La escena que marca su regreso al porno gay la protagoniza junto a Sean Zevran. Pelo cortito y con un tono pelirrojo, es una gozada ver cómo ha cambiado. Nada nos puede retirar de la cabeza la idea de aquel chavalín follador, pero tampoco se puede negar que ahora sigue estando tremendo, con unos musculazos que quitan el hipo y siempre una perfecta pareja para cualquier compañero, porque tiene una entrega total. Le come la boca a Sean y le repasa la lengua y los labios por sus pectorales con algo de pelo hasta conseguir ponerle cachondo y que le lance sobre el banco comiéndoselo a besos y deseándolo.

Sean Zevran va a tener la enorme suerte de comprobar cómo ha evolucionado el niño. Brent no ha perdido la capacidad de ponernos cachondos cuando chupa una buena polla. El tio tiene un arte innato pajeándolas con los labios, desplegándolos cuando se la mete dentro y después apretando cuando se la saca para afuera. Una cabecita que a cualquiera nos encantaría tener entre nuestras piernas todo el puto día. Menudo relax nos iba a pegar. Apenas unas chupaditas bastan para poner a Sean el pollón más duro que una roca. Brent se da cuenta y se la agarra echándole un pulso con la mano, admirando esa obra de arte que se empina hacia arriba. La coge, se prepara y se la mete de lleno para comprobar de primera mano lo dura que se le ha puesto.

Brent la tiene también enorme y Sean lo sabe porque lo ha visto muchas veces, aunque ahora va a saber cuánto le ha crecido durante su etapa final de adolescente. Le quita los gayumbos y le saca un pedazo pollón flipante, todavía consistente como un rabo de goma, la menea para sentir el olorcito a polla en la nariz y se la mete en la boca. Deja que el chaval se relaje tumbado sobre el banco de los vestuarios mientras él se la ensaliva entera haciéndole sentir el cosquilleo de sus labios sobre el rabo.

Tampoco ha perdido ese toque travieso que le caracterizaba, lo sigue sacando a relucir como cuando sonríe pícaramente a Sean, le tumba y se le pone encima colocándole el culo en la boca forzando un 69. Llega un momento en que Brent se ve obligado a retorcerse de gusto, ya no recordaba lo bueno que era que te hiciesen una buena comida por el agujero. Sean no para de lamerle y abrírselo mientras los cojones del chaval descansan aplastaditos contra la hendidura de su torso. Con los brazos apoyados sobre el banco, de pie y con las piernas separadas, Brent Corrigan recibe su primera polla delante de las cámaras como bienvenida.

Qué gusto verlo de nuevo folladito, siendo el recipiente perfecto para las pollas, para esta y las que están por venir que espero sean muchas (y españolas que no falten). Sean Zevran empieza suave pero después alucina, no puede dar crédito cuando comprueba que ese culazo es un tragón de puta madre, como si ahora cayese en la cuenta de que ahora comprende por qué se lo han follado cientos de tios y les ha dado tanto gusto. Que gustito tiene que dar metérsela dentro para que todos los chavales reaccionen tan positivamente. Sean termina estampándole hasta los huevos en un sonoro chapoteo. El culo de Brent es un tesoro.

Haciendo unas sentadillas y ayudándose mutuamente, Brent se lo cabalga sobre el suelo mientras su rabo se zarandea de un lado a otro con los saltos y arremetidas del cabronazo. Sean se pone super cachondo y le pega una empalada a toda velocidad, meneando la cadera, que deja a Brent perdiendo el sentido. Con todo el rabo penetrándole, el chaval se casca un pajote y su primera intención es pajearse hasta que le venga el gustillo y dejar el rabo suelto para correrse sin manos, casi lo consigue si no es porque le viene tanto gusto que no puede evitar llevarse la mano al rabo para seguir pajeando y soltar leche. Lo que empieza como una tímida corrida termina con un reventón y cuando parece que ha acabado de expulsar lefa, el tio se marca unos buenos lefotes más disparados hacia arriba que terminan cayendo sobre su muslo y el de Sean.

Como un valiente, Brent Corrigan se pone de rodillas delante del rabo enorme de Sean Zevran con toda la lengua por fuera mientras el tio se pajea en sus mismas narices. De repente el cabronazo empieza a soltar lefa y Brent intenta atraparla, pero no le hace falta perseguirla mucho cuando su carita guapa queda inundada por los chorrazos que escupe esa tranca. Con la polla todavía escupiendo leche, Brent la repasa con la lengua y los labios embadurnándose enterito con el líquido de macho, sintiendo el gustito de resbalar la boca y la cara por una polla recién corrida y suavecita. Con un buen lefazo que le recorre de la nariz hasta el cuello y otro que le sale por la comisura de los labios, se levanta y se anima a compartirlo con Sean que no le hace ascos.

>> EL REGRESO DE BRENT CORRIGAN AL PORNO GAY JUNTO A SEAN ZEVRAN EN “JACKED” SOLO EN FALCON STUDIOS.COM

52537_01 52537_02 52537_03 52537_04 52537_05 52537_06 52537_07 52537_08 52537_09 52537_10 52537_11 52537_12 52537_13 52537_14 52537_15

>> EL REGRESO DE BRENT CORRIGAN AL PORNO GAY JUNTO A SEAN ZEVRAN EN “JACKED” SOLO EN FALCON STUDIOS.COM

Cerrar