Los mecánicos Carter Woods y Steve Rickz follan a pelo con Justin Matthews a la salida del taller | Next Door

GREASY TUNE UP

Cuando Justin Matthews fue a recoger su coche al taller mecánico en el que se lo iban a tunear, se lo encontró tal cual lo dejó dos días atrás. El mecánico Steve Rickz salió tranquilamente por la puerta del taller como si nada diciéndole que antes tenían que aclarar una situación y llamó a su jefe Carter Woods. A Justin casi le da algo, ya que el jefe resultó ser el tiarrón al que le había estado regalando su culo durante todos sus años de instituto.

Con razón los celos de Steve al conocer la situación, porque ahora era él el que estaba con Carter. Necesitaba que hablasen entre los tres y sobre todo quedarse seguro de que entre ellos dos ya no había nada. Justin no pudo negar lo que sentía. Al ver a ese chulazo se le había removido el pasado, casi podía volver a sentir su polla jodiéndole el culo. Carter se bajó la cremallera del mono de trabajo, se sacó la pija y le dijo “chúpamela por última vez“.

Steve creyó que le saldría humo por las orejas de los celos, pero fue al contrario, se le estaba poniendo dura viendo cómo otro tio del pasado regresaba para comérsela a su novio. Iba a ser más divertido compartir que discutir, así que se puso de pie al otro lado del chaval, se sacó la minga y entre los dos le pusieron a comer polla de rodillas sobre el asfalto.

El mecánico se tumbó en la parte trasera del carro y mientras Justin estaba encantado rellenándose la boca con esa gordísima polla, Carter lo volvió a hacer. Hacía tantos años que no la sentía por detrás, que al clavársela se teletransportó con la imaginación, cuando después de las clases se quedaban todos los días un rato fumando tras el edificio del instituto, Carter apagaba el cigarrillo, se sacaba el rabo por la bragueta y tanteaba el culete de Justin antes de follárselo a pelo para al final descargar los huevos en la raja de su trasero y unir las cenizas del cigarro a la lefa que iba goteándole entre las piernas.

Al recibirla de nuevo sin condón, a Justin le salió un gemido del alma y le invadió una tremenda felicidad. También saltó clavándose a fondo la del novio de su antiguo affair, pero con lo que no contaba fue con que Carter había estado explorando nuevos placeres en este tiempo. Lo descubrió cuando de repente se le puso de espaldas e invitó a Justin a darle por el culo. Justin le endiñó el rabo con fuerza y le devolvió la tanda de favores que él le había estado regalando en el pasado.

VER AHORA GREASY TUNE UP EN NEXTDOORSTUDIOS.COM

VER AHORA GREASY TUNE UP EN NEXTDOORSTUDIOS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar