Al seductor Oskar GM se le pegan las sábanas y se hace un pajote en la cama | MASQULIN

Hot AF

Se me pegan las sábanas, pero no es porque yo sea rematadamente holgazán ni porque sea sábado y tenga todo el día por delante, se me pegan literalmente por los sueños húmedos que tengo contigo y la leche que me sacas consciente e inconscientemente Oskar GM. Imagino lo que es despertar a tu lado, retirar las sábanas y ver tu culito, poder darme el lujo de agarrar cada una de tus dos nalgas, de meter la mano por tu raja y sentir lo que es el verdadero calor.

Poder disfrutarte mientras aún estás durmiendo, cuando todavía puedo recrearme en tu bonita cara, hasta en el último pelo de tu barba y tu bigote, que tan bien te quedan y tan atractivo te hacen. Eres como el mejor café colombiano, como un aroma que se me hace necesario al despertar cada mañana y sin el que ya no puedo imaginar cada despertar.

Hago ruido a posta en el baño con la puerta abierta y la ducha cayendo para despertarte, para ver cómo te desperezas y pones en marcha ese cuerpazo que me pone la polla bien dura. Brazos arriba, peludetes, con esos sobacos que me gusta esnifar, el torso que me gusta relamer, hacia arriba hasta llegar a tu boca, hacia abajo hasta llegar a tu cola.

Te gustan las pajas mañaneras tanto como a mí. Chuparte los dedos, juguetear con tu culito, sacarte el rabo por donde los hombres nos lo sacamos para mear, pero tieso, preparado para masturbarlo. Cuando te das cuenta de que estoy al otro lado de la puerta del baño, sabes cómo excitarme, dándome la espalda a cuatro patas sobre la cama, enseñándome el poder de tres, tu larga y morenita polla, tus huevos y el inmenso poder de tu culo por el que desepo insertar mi miembro a cada segundo.

Miras hacia atrás con tus ojazos penetrantes mientras te metes un dedo en su lugar, gimiendo, haciéndome desear estar dentro de ti. A veces prefiero aguantarme las ganas, dejar que acabes pelándotela duro apoyando la espalda contra el cabecero de la cama hasta que te dejas encima unos chorrazos de esperma por los pelos del torso y los negros de la polla. Entonces vuelves a lanzarme esa mirada penetrante y apasionada que me seduce hasta que acabo chupándotelo todo, recogiendo con mi lengua cada lechazo del rico sabor de tus pelotas.

VER A OSKAR GM EN MASQULIN.COM

VER A OSKAR GM EN MASQULIN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba