Tendencia

Los daddies machotes Dani Robles, Myles Landon, Dolf Deitrich y Legrand Wolf se follan sin condón los tiernos culitos prietos de Tom Bentley, Blake Ellis, Austin Young y Cole Blue | Men At Play

Boy For Sale: European Cabal

Estos daddies saben muy bien lo que quieren. Legrand Wolf ha reunido a sus colegas del club Dani Robles, Myles Landon y Dolf Deitrich prometiéndoles una velada de lo más especial. Juntos han hecho multitud de cerdadas a espaldas de sus parejas, pero lo que les espera hoy no tiene ni punto de comparación. Las pajas entre machos viendo porno van a pasar a mejor vida.

Experto en reclutar a jovencitos, Legrand acaba de pillar en un pub a cuatro chavales dispuestos a servirles. Le ha bastado con entrar al baño, enseñar la verga a uno de ellos y hacer correr la voz a sus otros tres amiguitos. Un chasquido con los dedos y les hace pasar a la sala, semidesnudos, con unos calzones abiertos por detrás. Dani, Dolf y Myles ponen cara de sorpresa y enseguida se incorporan en los sofás, en cuanto notan que algo se les está comenzando a poner duro entre las piernas.

En cuanto pasa por delante de él, Dolf atrapa a un chaval y no tiene reparos en mirarle el culo. Le coge los dos cachetes con las manos, manazas de un gigante para un chavalito tan pequeño. Le separa las nalgas hasta apreciar el agujerito. Este Legrand es un salido, es lo que piensa cuando se da cuenta de que esos culitos son demasiado prietos para sus enormes y gordas pollazas. Joder, si ya uno solo de sus dedos podría sentirlo el chaval como una polla, no quiere ni imaginar cuando le meta la de verdad.

Hay uno para cada uno. Tom Bentley, Blake Ellis, Austin Young y Cole Blue se sientan encima de las piernas de un daddy y sienten cómo los dedos de esos varones empiezan a desvirgarles los tiernos ojetes. Con cada roce de la yema de un dedo en el ojal, los cuatro chavales empiezan a trempar. Los cuatro machos se dan cuenta de que esos jovencitos no sólo tienen unos culitos para gozar, sino que van bien armados por delante. Hay quien prefiere dedicar su tiempo a abrir culos, pero otros como Dani, se pegan el festín padre comiendo rabo con el suyo. Cole es el más cabroncete de los cuatro chicos y disfruta contoneándose mientras da de comer rabo y huevos a ese papi.

Los cuatro chavales retozan sobre la cama, con sus culos apuntando hacia los bordes del colchón. Myles, Dolf, Dani y Legrand se recrean la vista viendo a los chicos jugueteando y guarreando, como si mirasen un buen plato de comida. Se desajustan las corbatas. Empieza a hacer calor. Se desnudan por completo.

Hundir las enormes pollas en esos agujeros tan estrechos se convierte en uno de los momentos más especiales. No pueden apartar la vista mientras sus rabos comienzan a penetrarles lentamente. Los cuatro gimen sobre la cama, retorciéndose al notar cómo cuatro daddies les parten el culo en dos y les enganchan con sus rifles.

Pero son unos cerdos y en cuanto les meten dos zumbadas, se tragan la polla como los buenos pasivazos que son. Dos están a cuatro patas recibiendo polla, otros dos descansan bocarriba placenteramente recibiendo otro par de rabos. Ocho tios de dos generaciones disfrutando sobre una cama. Los cuatro machos empiezan a sudar de lo lindo. Jamás hubieran pensado que esos cuatro zagales pudieran darles tanta guerra y aguantar tanto. Alguno aprovecha un pequeño descanso de su follador para forzar hacia atrás el trasero y meterse él solito la polla.

Esa cama es como un plato de comida caliente al que sólo hay que ponerle la salsa. Llega la hora del desleche. Los cuatro daddies sacan los rabos de los culos de los chavales y se pajean sobre ellos. Myles empieza la traca. De su polla empieza a soltar chorrazos de lefa cargaditos que dejan asustado al pequeño Austin, recibiendo fuego por todas partes encima de su menudo cuerpecito. El pequeño cabroncete abre la boca y saca la lengua para pillar algo.

VER BOY FOR SALE: EUROPEAN CABAL EN MENATPLAY.COM

VER BOY FOR SALE: EUROPEAN CABAL EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar