Tendencia

Gran orgía sin condones entre 11 machos con Viktor Rom, Andy Star, Ken Summers, Manuel Skye, Michael Lucas, Drake Rogers, Jackson Radiz, James Castle, Max Arion, Victor D’Angelo y Andrey Vic

11-MAN BAREBACK GUY PILE

Salieron a la aventura sin saber dónde terminarían ni dónde dormirían durante las noches de ese fin de semana. Ya encontrarían algo. Los que tenían novia, les dijeron que iban a hacer actividades físicas al aire libre. Qué poco imaginaban que acabarían haciendo ejercicio físico intenso, pero follando. Diez machos, diez culazos, diez pollas enormes, muy cerca unos de otros retozando en el sofá cama, masturbándose, rozándose, deseándose.

Manos que no podían evitar colarse entre las piernas, cogiendo rabos, dedos inquietos que necesitaban colarse en un agujero, bocas sedientas que pedían nabo, culos hambrientos que rabiaban por tener un rabo para comer. Como buenos colegas, todo lo que había a la vista era de todos y lo compartían de buena gana. Algunos empezaron a ponerse en pie mientras otros se quedaban de rodillas comiéndoles las pollas. Otros se abrazaban por parejas y se besaban mientras sus pollazas eran acicaladas por una boca ajena.

Los había que iban bien avanzados, poniendo el culo en pompa, a sabiendas de que no les faltaría una boca o una polla que les cubriera. El lubricante empezaba a abrillantar culos y rabos. Era lo único que necesitaban, ni un puto condón. El sonido de las mamadas empezó a combinarse con el de los gemidos de los que ya sentían una buena polla jodiéndoles el agujero.

Daddies y jovencitos, entre aquel nutrido y variado grupo de amigos creado en el gym, como en todos los grupos de amigos, algunos eran más colegas de unos que de otros y muchos estaban deseando conocerse mejor. Ken Summers saltaba alegremente sobre Michael Lucas mientras que la conexión entre Max Arion y James Castle tenía a Jackson Radiz, que estaba pajeando a este último, flipando.

Max tenía un pollón descomunal y James se lo estaba clavando justo en ese momento. Su cara lo decía todo, ojos abiertos como platos, boca abierta. Max le sonreía, sintiendo cómo ese culazo se tragaba su polla lentamente, avanzando centímetro a centímetro. Jackson miraba la conexión entre uno y otro y se ponía cachondo presenciando tanto amor.

Andy Star ocupó el lugar entre las piernas de Michael cuando Ken donó su culito a Andrey Vic. Al fondo Victor D’Angelo ejercía de empotrador profeso dando por culo a un infatigable Drake Rogers que se lo tragaba todo sin protestar. Manuel Skye de momento iba de un lado a otro, masturbándose y chupando pollas libres, esperando encontrar su momento.

Aquel caserón abandonado, antes frío, empezó a entrar en calor y a llenarse de perfume de macho. El sudor empezaba a hacer mella en los cuerpos que disfrutaban dándose calor y cariño unos a otros cuando apareció el número once. El titular Viktor Rom llegó y triunfó con su enorme verga. Alzó el culazo de James con sus grandes manos y le enchufó la polla a pelo por detrás.

A Drake le entró envidia sana y colocó su culazo sobre el de James. Se avecinaba una pila de culos para que Viktor se los follase uno a uno. Para entonces Ken estaba disfrutando ya de su tercer rabo y es que Max la tenía muy pero que muy grande, sin duda uno de los más deseados por los más pasivos, junto a Viktor y Michael. El tio, además de ser guapo y atractivo y estar buenísimo, tenía un pollón descomunal que costaba meterse por la boca de lo gordo y grande que era.

Drake pasó de la de Viktor a la de Max y en su cara se notaba lo grande que la tenía ese macho cuando se sentó encima y se la clavó. La puti vuelta que se pegó el cabrón petando culos fue alucinante. Michael permanecía tumbado esperando que le llovieran culos, que no le faltaban. Viktor, todavía nuevo en la fiesta, vio a lo lejos a Ken y cruzó un mar de culos y pollas para saludarle a su manera, metiéndole toda la pipa por detrás.

Algunos empezaron a sacarse sus primeras leches. Ken, después de tanta polla recorrida, fue el primero en cascarse paja. Andrey se vino sobre la raja de su culo y Viktor se corrió dentro de la boca de Ken, una lefa que el chaval se animó a compartir con Andrey boca a boca. Muy cerca, James, como no podía ser de otra manera, se corrió con el pollón de Max dentro de él. Ken se abría de piernas delante de todos y por sorpresa dejaba caer por el agujero de su culo la preñada que le acababa de meter Victor.

Llenos de testosterona, estos cabrones no paraban quietos. Sin poder contener el gusto que le daba el culazo de Jackson, Viktor le sacó la polla del culo y corrió raudo hacia su cara soltándole un facial. El cabrón acababa de llamar la atención de todos, porque no paraba de gemir y la abundante corrida salía de su polla sin manos.

Andrey metió una preñada a James. Fue sacarle el rabo y los mecos empezaron a resbalarle entre las piernas, goterones salpicando la cama. Michael hizo lo propio con Andy, que en ese momento estaba saltando sobre su polla. Tras rellenarle el hueco, le hizo levantarse y con los dedos de la mano recogió todos los lefotes que le salían por el agujero.

Andy se pajeó duro y se corrió en la boca de Jackson, aunque la corrida fue compartida por un hábil Manuel, que acercó la cara para relamer la boquita de Jackson y así compartirlo todo. James se cascó un pajote aprovechando que Viktor le forzaba el culo por detrás y Manuel parecía dispuesto a descorchar la botella de champán cuando en el centro de la orgía sacó su pollón del culo de Andy y comenzó a soltar lefa a punta pala en forma de lluvia.

Todos le aplaudieron y jalearon por la celebración y el cerdaco de Jackson se acercó a relamer de la espalda de Andy los mecos calentitos. El salón olía a macho, a rabo y ahora a semen. Por primera vez relahjaron sus caras de esfuerzo. Las pollas, antes tiesas, ahora les colgaban entre las piernas, mojaditas. Corridos y felices, los once se miraron a las caras y sonrieron. Menuda guarrada acababan de hacer, pero de las grandes.

VER AHORA 11-MAN BAREBACK GUY PILE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER AHORA 11-MAN BAREBACK GUY PILE EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar