Tendencia

Tim Kruger penetra sin condón el alucinante culazo del jovencito Dean Young | Tim Tales

Ese chavalín era el recipiente perfecto para los tios pollones. Al ver el pedazo ojete de entre cinco y seis centímetros de diámetro que se le marcaba a Dean Young como un agujero negro infinito, a Tim Kruger se le puso tocha y la hundió dentro de su ano. Joder, qué rico sabía meterse dentro de ese chaval, penetrarle el orificio sin condón, ver esa cara de gusto de cabronazo que ponía al hacerlo, con los ojos en blanco, soltando un gemido profundo y derritiéndose por dentro.

Con el pollón gordo y gigantesco que tenía, sí, parecía que le estaba haciendo un fisting, metiéndole el puño por el ojal. Estaba claro que no era el primero en entrar, que muchos otros ya lo habían disfrutado antes. Al principio entraba apretada y justa, pero con cada empotrada se le iba dando de sí el agujero hasta dar cobijo a la nada despreciable cantidad de veinticinco centímetros bien puestos, una tranca gorda con la que Tim le forzó la entrada sin miramientos.

Dándole por detrás, encima de él cubriéndole el trasero, con el chaval sentadito sobre su vientre, la espalda descansando sobre su torso y agarrándole esos jóvenes muslazos con las manos, follándoselo en volandas. Le dejó que le pajeara la polla con ese precioso culo antes de abrazarlo de lado haciéndole la cucharita y darle mucho amor.

Al chaval le gustaba llevarse un buen trofeo y Tim se lo dio. No pudo contener un primer chorrazo de gusto rociando de esperma el interior de su ano, después la dejó escapar y el pollón siguió escupiendo leche y dando espasmos, regándole el culazo, las ingles y los huevos de lefa. Tim sacó culete hacia atrás, enderezó la polla corrida y bañada en su propia leche y se la volvió a hundir dentro del culo.

VER A TIM Y DEAN EN TIMTALES.COM

VER A TIM Y DEAN EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba