Colby Jansen, Dante Colle, Michael DelRay y Mason Lear montan una orgía en la piscina follándose sin condón a Korra Del Rio, Khloe Kay, Aubrey Kate y Shiri Allwood | Gender X

Trans Pool Party

En la piscina del resort nadie perdía el tiempo. Un tio se pasó un par de días insinuándose a Dante Colle, bueno, más bien diciéndole directamente que quería follar con él, pero no le iba a dar la satisfación de conseguirlo tan pronto, así que le dijo que no y se largó a pasarlo bien con sus amigos y también con unas amiguitas que acababan de conocer, una para cada uno. Si es que sus colegas eran unos genios de las matemáticas y habían pensado en él.

Ellas todavía llevaban los bikinis puestos, pero tanto Dante como Colby Jansen, Michael DelRay y Mason Lear se quedaron en bolas. Por suerte estaban muy bien dotados y no tenían reparos en desnudarse delante de cualquier chica para impresionarlas. Jugaron a las peleas montándolas sobre sus hombros, se divirtieron saltando sobre los flotadores en forma de animalitos molestando a las chicas que intentaban tomar el sol y bebieron hasta cogerse una cogorza del copón.

Los chicos salieron de la piscina y se tumbaron en las hamacas con el fin de trazar un plan. Quedaban un par de horas para que empezase a hacerse de noche, primero las invitarían a cenar y después a las habitaciones para follar como reyes. A través de las gafas de sol seguían de cerca todos sus movimientos y entonces todos sus planes de precipitaron cuando las chicas se quitaron la parte superior del bikini y empezaron a bambolear sus turgentes y grandes pechos mojados bajo el sol.

Los tios exclamaron y tuvieron una erección al unísono y se metieron de nuevo en la piscina. Después de intimar morreándose cada uno con una, Dante abrió la brecha. Bajó las braguitas de su chica y empezó a buscar con la mano el agujero de su coñito para zumbarla bien, pero con lo que se topó fue con un par de pelotas y un rabo que no eran el suyo.

Tiene rabo, tio“, le dijo entre sorprendido y decepcionado a Colby que era al que tenía más cerca. Colby se le quedó mirando, metió la mano por el bañador de la otra chica y la cara que puso confirmó a Dante que bajo el agua de esa piscina había ocho buenas pollas y otros ocho pares de cojones. Los demás se coscaron también y a punto estuvieron de salir con el rabo entre las piernas, pero Dante hizo algo que cambiaría para siempre las preferencias sexuales de todos ellos para siempre.

Miró hacia abajo, vio el rabo de la chica meciéndose en el agua, rozándole el vientre. Ella se contoneaba y seguía agarrada a él, rebozándole la raja del culito por encima de la polla esperando que se la metiera. Se lo pensó un par de segundos y terminó penetrando sin condón ese agujero estrechito por el que las chicas no acostumbraban a dejarle pasar.

Al escuchar los gemidos y ver cómo la chica saltaba abrazada a Dante, los chicos se animaron y siguieron sus pasos. Allí estaban los cuatro, en una situación en la que jamás se habrían imaginado ni en sueños, de pie en la piscina, enchufando las pollas en los cuatro culazos de esas chorvas con rabo. Follar debajo del agua era una cosa, pero salir fuera y enfrentar la realidad era otra bien distinta.

Se les hizo un poco extraño eso de follar y que en el lugar donde debería haber una superficie planita rasurada o peludita hubiera un rabaco tieso rebotando con sus empotradas, pero enseguida se acostumbraron y estaban tan cachondos que sucumbieron a los deseos de las chicas y terminaron los cuatro comiéndoles los rabos, otra en la que no se habían visto nunca, las chicas sentadas en el borde de la piscina y ellos cabeceando con las bocas llenas de polla, mirándose unos a otros de reojo sin dar crédito a lo que estaban haciendo, sin saber si eran víctimas de un calentón o de si es que realmente les estaba empezando a gustar.

 VER TRANS POOL PARTY EN GENDERX.COM

 VER TRANS POOL PARTY EN GENDERX.COM

Mostrar más
Botón volver arriba