Tendencia

Tim Kruger se folla sin condón y deja preñado el precioso culazo del guapísimo Manuel Reyes | Tim Tales

El frufrú de la mamada, del roce de los labios apretados contra su polla. Manuel Reyes le está haciendo una mamada que le está dejando ciego antes de tiempo. Tim Kruger se arriesga a mirar hacia abajo, pero después se arrepiente, porque lo que ve casi le hace correrse encima de esa cara tan bonita. Un tio guapo, ojazos verdes de mirada profunda mirándole desde abajo.

Manuel acaba de sacarse su pirula de la boca y la tiene apoyada sobre sus morritos. La raja del cipote apuntando hacia su nariz, resbalando por un bigotito de varios días, el aliento agitado sobre su pene y para colmo lo buenorro que está, hombros anchos, musculadito y el paquetón que se le marca en los gayumbos blancos. Con gusto le hubiera metido una primera recarga en su cara guapa.

Se aguanta las ganas. Quiere follarse ese culo blanquito y redondo que tiene. Los muslazos morenos, la espalda morena, ambos confluyendo en ese perfecto culazo que el sol no ha conseguido tostar. Le pone de espaldas a cuatro patas, le mete el rabo a pelo y le empotra a pollazos. Veinticinco centímetros de polla dura y gruesa para el chaval perforando el centro de su raja, haciéndole morder el polvo.

Manuel grita y gime intentando aguantar las embestidas de ese macho. Se agarra con las manos al borde del sofá con todas sus fuerzas, muerde la toalla que han puesto encima. Tim no para. Acaba de subirse al sofá, ha cobijado el culo de Manuel entre sus muslos y no deja de meterle le barra una y otra vez hasta los huevos. Le da la vuelta y le pone encima de su torso, en volandas. Las manos sosteniendo su culo y una buena empotrada desde abajo.

A medida que el ojete se le expande y se acostumbra a algo tan grande, los gritos van remitiendo y se convierten en gemidos apagados cargados de placer. Tim ya tiene la carga preparada. Le pone a cuatro patas de nuevo. Se masturba encima de su trasero, dejando que salga un primer y abundante chorro de esperma que le pringa y resbala por toda la raja de su culo.

Ahora que lo ha lubricado, vuelve a metérsela y termina de correrse dentro. Tim se ha quedado quieto, soltando la descarga dentro de él, preñándole. Manuel mira hacia atrás y empieza a impulsar su culo hacia adelante y hacia atrás masturbando la polla corrida. El rabaco gigante y todavía duro de Tim sale del ojete recién preñado y le roza una nalga dejándole un rastro de leche.

VER A TIM Y MANUEL EN TIMTALES.COM

VER A TIM Y MANUEL EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba