La Familia Polla: Los jardineros Johnny Ford e Isaac Parker se dan por culo sin condones | Family Dick

Gardening is Hard

Conseguir un trabajo para su hermanito. Ese era el propósito de Isaac Parker para el verano y no tardó en conseguirlo. La cosa ahora era si Johnny Ford estaría preparado para resistir las duras jornadas bajo el sol cuidando los jardines y las piscinas de un barrio residencial de gente adinerada.

La verdad es que no tenía nada de confianza en él, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo le encantaba salir de fiesta y cuando no, se la estaba meneando en su habitación o en el baño. Quizá lo mejor sería hacer ese trabajo entre los dos. A Isaac nunca dejaba de sorprenderle su hermano. Podando las hojas de las enredaderas del suelo, pudo ver que el tio había ganado una postura natural a cuatro patas irresistible para cualquier hombre.

Aunque fuera su hermano, tenía que reconocer que el tio estaba cañón y tenía un pandero digno de recibir pollas. No llevaban ni un cuarto de hora currando cuando empezó a dar muestras de cansancio y se fue a por un par de botellas de agua. Pero no eran para beber, era para refrescarse los cuerpos. Isaac le ayudó a hidratarse. Tendría que confesarse el próximo domingo, porque al ver a su hermanito semidesnudo, con esas bermudas tan cortas, sin calzoncillos, que casi se le salía la picha por un lado, se le puso dura.

Además de agua, se dieron cremita para protegerse del sol. Johnny, que era muy exagerado, bajó el bañador de Isaac por los muslos para darle crema hasta en el culo, por eso de que después no se quedara la típica marca blanca y cuando Isaac se dio la vuelta, tenía el pene tieso. Johnny estaba tan caliente que se agachó para chupársela.

A Isaac se le hizo un poco raro ver cómo su hermanito se camelaba su polla, pero el poco sentimiento de culpabilidad que pudiera tener se le pasó volando cuando miró al fondo el culazo de Johnny. Le puso a cuatro patas para admirarlo de cerca. Grande, redondito, suave, blanquito. Le acicaló un poquito la raja con los morros, se puso de pie, frotó el cipote por la rajeta húmeda y encontró el agujero para meterla.

El gemido de su hermanito llegó hasta sus oídos cuando el rabo empezó a penetrarle a pelo. Isaac se tomó su tiempo para hundirle todos sus centímetros entre las nalgas, observando con gusto cómo su porra desaparecía entre esas dos bombonas de lujo.

La cosa venía de familia. Aunque algo más pequeño y menudo, el culito de Isaac era todo un reclamo. Johnny puso una toalla sobre el césped y dio por detrás a su hermano. Le gustaba meterla más fuerte y follar a saco pensando en su propio placer, pero también tenía gestos de solidaridad. Lo demostró dando la vuelta a Isaac, follándole el culo mientras le cogía la polla con una mano y se la masturbaba.

Isaac le había cogido el gustillo a eso de dejarse dar por el culo. Cabalgó sobre la polla de su hermano y mientras lo hacía se metió un pajote, soltando toda la leche sobre el estómago de Johnny. El trabajo en equipo no iba a estar ni tan mal ese verano. Isaac no podía decir que su hermano fuera un curante nato, pero de lo que no le cabía duda era de que el tio sabía cómo trabajarse un rabo y un culo. Y eso, en jardinería, ya era más que suficiente.

Nota: Las imágenes, el vídeo y el texto reflejan una obra de ficción. Los actores no tienen ninguna relación de parentesco real.

VER A JOHNNY E ISAAC EN FAMILYDICK.COM

VER A JOHNNY E ISAAC EN FAMILYDICK.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar