London Ryan penetra el musculoso culazo de Tony Romero | GayHoopla

Con el inicio de las vacaciones, los chicos estaban contentos y más con el alquiler de su nueva casita de verano donde lo iban a pasar de lujo. Uno de ellos subió cámara en mano y se encontró con que sus dos colegas London Ryan y Tony Romero estaban estrenando un salón que ya habían elegido antes como habitación de juegos para darle a la consola y ver pelis hasta hartarse.

Se ve que no tenían suficiente con verse las mingas en el gimnasio que ahora las tenían por fuera de la bragueta y se las estaban mirando y midiendo. Por complexión, Tony debería haberla tenido más grande, de hecho el tio, que estaba mazao y buenísimo, tenía un considerable trabuco de veinte centímetros, pero su cara reflejaba la sorpresa que sentía al ver otra minga en el grupo tres centímetros mejor que la suya y es que era la primera vez que veía la pollaza de London a pleno rendimiento.

Tony era sexualmente muy activo, pero el amigo que grababa iba a alucinar con lo que estaba a punto de ocurrir. Una cosa era estrenar la habitación con unos colegas haciéndose pajas. Hasta ahí era todo de lo más natural, pero es que estos dos traspasaron la línea natural de la amistad. Los dos se sentaron en el sofá. Tony se lanzó a los labios de London y le comió la boca.

Se fueron quedando en bolas y Tony terminó a cuatro patas en el suelo rindiendo tributo a la enorme polla de su colega. El que grababa, que estaba ya igual de cachondo, se dedicó a grabar a Tony por detrás. Su espalda sudadita, su culazo enorme de empotrador, las bolas que le colgaban entre la abertura entre las piernas. Tony tenía agarrada la pollaza de London con una mano, tan fuerte que se ha estaba dejando roja. El resto de rabo que sobresalía dle puño, se lo estaba devorando a bocados.

Tony se subió al sofá y dejó que London se lo pasara pipa con su culazo. No era lo normal ver a Tony de esta guisa, dejando que otro tio le comiera la raja del culo, mirando hacia atrás con esa cara tan guapa y atractiva, sonriendo y mostrando su blanca dentadura que hacía correrse a cualquiera. Antes de que se arrepintiera, London le calzó la polla dentro del culo.

Menudos gritos pegaba el cabrón con ese trabuco perforando su orificio. Llevar condón lubricadito, no le puso las cosas más fáciles a London. Su rabo entraba supera apretadito. Tuvo que echar mano de más lubricante para meterle la follada que se merecía. Tony estaba fuera de sí, echando la cabeza hacia atrás con la mirada perdida, gimiendo, lleno de placer. Se corrió encima.

London se lo siguió follando. Tenía el cuerpazo de Tony, musculoso y alucinante todo para él, tumbado bocabajo en el suelo. Metió la polla entre sus cachetes buscando el agujero y le metió otra tanda de pollazos hasta que no pudo aguantar la leche más tiempo dentro de los huevos. De rodillas se desvalijó la polla y empezó a dejarse la lefa en las nalgas de su amigo, decorando de blanco ese culazo sudadito y potente que hoy había reconocido a otro del grupo como uno de los grandes.

VER A LONDON Y TONY EN GAYHOOPLA.COM

VER A LONDON Y TONY EN GAYHOOPLA.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar