Tendencia

Dalton Ryder se folla a pelo el culazo de Bastian Karim con su enorme polla del tamaño de la de un caballo | Tim Tales

El tiarrón estaba sentado en el borde del sofá, abierto de piernas, con su enorme tranca de caballo dura y gigantesca apuntando hacia adelante. El inocente culo de Bastian Karim se mecía hacia adelante y hacia atrás, tocando con las nalgas los muslos de Dalton Ryder, clavándose ese enorme pene de forma intencionada.

Entraba sorprendentemente bien, sin condón, resbalando por el interior de su ano con apenas la saliva que le había dejado chupándosela antes, cuando Dalton le tenía bien ocupado mamando, esta vez con su carita guapa entre las piernas, rebozándole el pollón por la jeta y dándole una paliza con el rabo en la boca y los mofletes.

Bastian era todo un reclamo para tios así de dotados, a los que les chiflaba inflar con el rabo un culito adorable, suave, tierno y de apariencia virginal, a los que se morían de ganas por meterla en ese agujero calentito de puro placer que acogía sus enormes trancas, otorgándoles la inigualable experiencia de ver cómo barrida tras barrida iban labrándose un hueco de considerables proporciones, destrozando todo a su paso.

Después de un rato, el culazo de Bastian se convertía en un irresistible fleshjack, en un juguetito de placer por el que todos los hombres disfrutaban metiendo sus barras calientes. Dalton perforó ese lindo ojal a pelo, desde arriba, taladrándolo.

Le gustaba dominar, pero también se sintió dominado cuando ese zagal tuvo las agallas de sentarse sobre sus piernas, empalándose encima de toda su gigantesca verga morena hasta que la puso a punto para la corrida, sacándosela del culo y frotándola con su manita, haciendo una paja intentando abarcar más rabo de que le cabía en una sola mano, dejando que la leche fluyese desde el cipote como un manantial, como un volván en erupción, con la lefa resbalando por el interminable tronco.

VER A DALTON Y BASTIAN EN TIMTALES.COM

VER A DALTON Y BASTIAN EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba