Tendencia

El jamaicano Jamal Kingston hace probar a Bastian Karim su polla más grande hasta el momento, una gigantesca tranca de 28 centímetros a pelo | Tim Tales

Jamás había tenido que emplear tantas energías subiendo y bajando su culo tragoncete por un pollón. A Bastian Karim le hacía sentir como si estuviera sentándose sobre uno de los barrotes que separaban las aceras del asfalto. La kilométrica verga del morenito Jamal Kingston era la más grande que había probado en toda su puta vida. Lo más gordo y largo que había penetrado dentro de su cuerpo.

Bastian era jovencito, pero su cara de chico bueno y sin barba le daban una apariencia que le rejuvenecía aún más si cabe, algo que era consciente de lo cachondo que ponía a los daddies como Jamal. Se metió entre las piernas de su nuevo papi y le comió todo el tronco. Ahora se sentía como en la peli esa donde dos perros se comían un espaguetti, porque ese no tenía fin. De haber querido tragar rabo hasta las pelotas, le hubieran faltado nada menos que casi quince centímetros, que es lo que le restó por cobijar entre sus labios.

Lo que con la boca no pudo, con el culo se lo comió. Veintiocho centímetros de rabo grueso y enorme entrando por su puerta trasera, llenándole de tranca hasta donde ningún otro hombre se había internado jamás en su cuerpo, haciéndole sentir nuevas sensaciones sólo al alcance de los tios de color tan bien dotados.

A pelo, calentito y bien gordo, los dos se encargaron de lubricar bien la herramienta para que todo ese pedazo de chorra, tan grande como la de los caballos que Bastian solía ver en los establos al ir de peque a la granja escuela, pudiera desfilar centímetro a centímetro perforando su ojal. Y aún así, el zagal tuvo los santos cojones de sentarse en las piernas de su daddy, empalar su culo encima como si fuese un pincho moruno y saltar, notando cómo esa polla gigantesca le llegaba hasta la entrada del estómago.

VER A JAMAL Y BASTIAN EN TIMTALES.COM

VER A JAMAL Y BASTIAN EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba