Ryan Bones pone caliente a Ace Quinn y lo penetra por detrás con su gordo pollón | MEN

Zodiac: Aries

Cierto es que algunas veces se pone cariñoso y dependiendo del tio con el que caiga en la cama, puede hasta dar su brazo a torcer poniendo el culo, pero Ryan Bones no puede ocultar su naturaleza de aries y resume sus gustos sexuales con las particularidades de este signo del zodíaco: impulsivo y un hombre al que no le importa experimentar cosas nuevas. Y así, mientras el resto de tios con su misma apariencia de empotrador se las dan de machotes zampando coños, a él no se le caen los anillos por reconocer que le encanta coger por detrás un buen culazo de un tio.

A veces le cansan esas tias que, a pesar de estar en pareja y después de varias semanas follando juntos, no le dejan entrar por la puerta de atrás. Con los tios ese problema no existe, porque aparte de la boca, sólo tenemos un orificio de entrada por detrás y a Ryan, por su aspecto varonil, no le faltan pretendientes, que se gana a pulso en los baños cuando se saca la chorra para mear y fulmina con una mirada.

Siempre que quiere un culo, lo tiene. El de Ace Quinn es precioso. Le encanta ver al rubito esperando a cuatro patas cuando sale del baño. Ryan primero rebusca en el bolsillo del pantalón para rasgar un preservativo mientras se le pone dura mirando a lo lejos el agujero de placer. Le mete el espadón por detrás, hasta el fondo, hasta que alguien que mirase a los dos de perfil, no pudiera distinguir si los huevazos que sobresalen entre los muslos del rubio son de uno o de otro.

Lo que goza mirando cómo su rabo gordo y grande penetra un culo apretado no tiene nombre. Antes de quedarse en pelotas culminando la follada, gusta de poner cachondo al otro tio, de hacerlo desear merendarse su trabuco. Con barbita, sexy y atractivo, les susurra cerca de la boca y les lame los labios, después se levanta la camiseta justo a la altura del six-pack luciendo tableta y cuando los tiene con la boca abierta, se baja la cremallera de los pantalones y deja que le coman toda la polla. Y mientras se quita el resto de la ropa que lleva encima, a veces a algunos cerdacos les da por masturbarle el pene con los pies pegaditos. Eso le recuerda tanto a un par de tetas, que a veces les deja llena de leche las plantas de los pies, aunque prefiere contener las ganas y acabar poniéndoles la cara bien guapa con el néctar de sus grandes y lechosos cojones.

VER ZODIAC ARIES EN MEN.COM

VER ZODIAC ARIES EN MEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba