Andy Star y Victor D’Angelo meten doble rabo a pelo a Drake Rogers en la piscina cubierta | Lucas Entertainment

Uncut In The Great Outdoors

El tonteo que se traían Andy Star y Victor D’Angelo en la piscina climatizada residencial con Drake Rogers estaba empezando a caldear el ambiente. Los dos se conocían desde hacía tiempo y Drake digamos que era el nuevo en el barrio, ya que hacía apenas un par de semanas que se había mudado para estudiar en la Universidad por las tardes. Las mañanas las aprovechaba para ponerse en forma y despejar la mente, así fue como fue trabando amistad con estos dos gamberros.

Tú no eres nuestro brother, amigo“, le dijo Andy acercándose al bordillo en el que estaba Drake. De reojo miró a Victor, que entendió el mensaje y se acercó por el otro lado. “Mira, nosotros estamos más morenos, tenemos el pecho peludo…”, hizo una pausa mientras elevaba la entrepierna para que sobresaliera del agua, tiró con el dedo gordo de la goma del bañador hacia abajo descubriéndose la chola y continuó, “y me da a mí que la tenemos más grande que tú“.

Victor siguió sus pasos, pero se bajó directamente el bañador. Así que de ese palo iban ese día esos dos, de compararse las pijas. Drake les siguió el juego y enseñó su vara, más blanquita que las suyas, pero indudablemente más larga. “El que saca la pajita larga pone el culo”, sentenció Andy. Los tres salieron en bolas de la piscina, Andy agarró a Drake por los brazos forzándoselos por detrás de la espalda para inmovilizarlo. Lo llevó a una tumbona, le arqueó la espalda y le metió toda la morcilla por el culo sin condón.

A Drake se le dibujó una sonrisa de felicidad extrema en la cara al sentir esa pollaza brasileña dentro de su ojete. Victor esperaba su turno detrás de Andy, tan cerca que sin querer le estaba rozando la raja del trasero con su polla que se estaba empezando a poner bien dura cogiendo curvatura hacia arriba. Dejó que Andy se beneficiase bien al chaval y se dedicó a ser un apoyo para Drake, que lo miraba fijamente a los ojos y le gemía, como si él tuviera que ver algo con lo que le estaba metiendo el otro colega por detrás. Lo único que podía hacer era decirle que disfrutase como una perra y darle algún beso.

Cuando le llegó el turno de follada, Victor se lo llevó a la piscina. Puso al chaval justo en el escalón en el que el culazo sobresalía del agua. Le encantaba petar un culo chapoteando como los críos, sintiendo el impacto del agua que salpicaba hacia arriba cuando le propinaba un buen mamporro con la polla. Regresaron a la tumbona y esta vez no tuvieron que decidir quién tomaba el relevo. Primero Victor y después Andy, le metieron los dos rabos por el ano y sólo sacaron las pollas de ahí para correrse.

VER AHORA UNCUT IN THE GREAT OUTDOORS EN LUCASENTERTAINMENT.COM

VER AHORA UNCUT IN THE GREAT OUTDOORS EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Mostrar más
Botón volver arriba