Tendencia

Franklin Acevedo penetra a pelo al atractivo John Thomas y le refresca la raja del culo con toda su lefa | Tim Tales

Normalmente, los chicos cerraban fuerte los ojos y se les dibujaba un gesto de dolor y gusto en la cara cuando les metía la polla por le culo por primera vez. Franklin Acevedo ya estaba acostumbrado a las reacciones que provocaba su grandísima y gorda polla en los chicos. No contaba con que esa vez iba a ser diferente, con que los ojazos azules del atractivo John Thomas iban a permanecer bien abiertos, le iban a mirar tan fijamente y le iba a lanzar una media sonrisa que casi le saca toda la leche de los huevos dejándole preñado nada más empezar.

Aguantó las ganas como un jabato, se puso en plan cerdo y por mucho que le penetraba con fuerza, el tio no dejaba de mirarle a los ojos. Era guapísimo el muy cabrón. Le puso a comer rabo en la cocina y le sirvió la mejor butifarra que tenía a mano, la suya. Ni comiendo polla dejaba de sonreirle y mirarle con esa cara de pillín tan atractiva.

Se lo folló como un animal sobre la encimera. Su cuerpo se movía al compas de la empalada que le estaba metiendo. El mamón se tragaba la polla por el culo hasta los huevos de principio a fin. Podía haber llamado a un colega, haberle metido doble rabo y seguro que ese campeón seguiría sonriendo. Una cosa tenía clara. Cuando llegase el momento de correrse, quería tener esa mirada clavada e sus ojos.

Así ocurrió. Se lo llevó al sofá, se la metió boca arriba mirándole fijamente y dejó que la química hiciera el resto. En cuanto notó que el gustillo le recorría todo el cuerpo de los pies a la cabeza, dio un respingo con el culete hacia atrás sacándole la polla del culo. La tenía tan a punto que ni un pajilleo le hizo falta. En cuanto el cipote salió de su ojal, casi sin ayuda de las manos empezó a soltar la leche encima de su culo, sus pelotas y su rabo.

VER AHORA A JOHN Y FRANKLIN EN TIMTALES.COM

VER AHORA A JOHN Y FRANKLIN EN TIMTALES.COM

Cerrar