Freddy se desnuda entre las sombras mostrando su espectacular cuerpazo | Male Model

Me lo encontré en un bar. Freddy no dejó de mirarme en toda la tarde. Había algo de él que me atraía, así que de vez en cuando giraba la cabeza y le veía, echándome miraditas, haciendo como que estaba atento a la conversación que se entablaba en su mesa. Después de un rato me guió un ojo, se levantó y fue directo a la puerta donde con el dibujito de la silueta de un hombre con bombín y bastón. Servicio de caballeros.

Le seguí. Ni siquiera había dado la luz. Salió de entre las sombras y la poca iluminación que entraba por el tragaluz del baño inundó su musculoso cuerpo. Marcaba perfectamente cada biceps, cada protuberancia de sus abdominales. Iba en calzones. Se había desnudado a la veñlocidad del rayo y estaba empeñado en que otro tio como yo que le molaba le viera en paños menores.

Bajó la cabeza, agarró los laterales de los slip con los pulgares y empezó a bajarse, muy pausadamente, los gayumbos. Por debajo del ombligo, en el vientre, pude ver el tatuaje del gato del cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Ahí quise ir yo a volverme loco, cuando siguió bajando la goma, cuando la visión de sus perfectos oblicuos me la pusieron mega dura.

Cuando vi su gordísimo rabo amorcillado, cuando la goma ya sólo le tapaba el cipote y su pollón estaba a punto de saltar hacia adelante como los engranajes de un reloj al abrirlo. Freddy miró entonces hacia arriba. Mi respiración agitada. Su semblante serio y decidido. Estaba deseando ponerme de rodillas frente a él, que me agarrara la cabeza por detrás con una mano y me diera de comer todo lo que escondía en la huevera.

VER MÁS FOTOS DE FREDDY EN MALEMODEL.NL

VER MÁS FOTOS DE FREDDY EN MALEMODEL.NL

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar