[Lucio Saints] Aday Traun le da de comer pollón a Robbie Rojo en #CITYBOYS03 “Luces y Sombras”

En Episodios Anteriores…

La vida de Allen King y Robbie Rojo transcurre con normalidad, hasta que una mañana en que empalman la noche con el amanecer, después de follar como perros, Allen descubre que su novio lo está engañando gracias a un mensaje que le descubre en el móvil y en el que otro tio le está mandando una foto con el torso desnudo. Cuando Robbie sale de la ducha se da cuenta del error que ha cometido al dejar su teléfono accesible y descubre que su novio se ha largado.

Allen decide vengarse de la traición acudiendo al Boyberry de Madrid, donde primero le come la polla a un tio que acaba de conocer en los servicios hasta hacer que se le corra encima y después se sacia metiéndose en un glory hole y fumándose cuatro pollas gigantescas a las que saca la leche sin compasión. Mientras tanto, Robbie se acerca a la casa del chaval con el que estaba engañando a Allen y que le mandó ese mensaje que fue el detonante de todos sus problemas. El chico abre la puerta y sus tatuajes son inconfundibles…

Ahora…

Si Allen King supiese que el tio al que le comió el rabo a solas tras las puertas del baño del Boyberry Madrid, era el que mandó el mensaje, se daría por satisfecho habiendo consumado su venganza y si Robbie Rojo supiese que el tio que tiene ahora enfrente se ha dejado chupar la polla por su novio, lograría entender cómo se siente su quiza ya ex pareja. El círculo de los sentimientos ha comenzado a rodar en “City Boys” y ya no hay quien lo pare, vamos, ni el trío Paula – Omar – Lucía de Gran Hermano 15. Como diría la sirvienta de “Un príncipe para Laura”: “Cómo está la telenovela, Laurita!“.

robbie aday png

[vc_row][vc_column width=”1/1″][attractive_button_template template=”1″ link=”url:http%3A%2F%2Fhits.epochstats.com%2Fhits.php%3Fclc%3D9ad5790c5896da26e98a1ff928bda899%26id%3D47961219||” font=”variant:400|size:18″ font_color=”#ffffff” bg=”#dd3333″ radius=”7″ width=”600″ height=”40″ center=”1″ full_width=”0″ icon_on=”0″ icon_top=”0″ icon_bold=”0″ hover_effect=”glow”]VER CAPÍTULO COMPLETO DE CITY BOYS 03[/attractive_button_template][/vc_column][/vc_row]

Robbie se presenta en la casita con decoración andaluza de Aday y le cuenta que su novio le ha pillado por su indiscrección con el mensajito. Aday le dice una sabia frase “en esta vida no se puede tener todo” y le hace ver que ahora le tiene a él. Aday Traun sabe reconocer a una carita guapa cuando la tiene enfrente y el tio es tan calentorro que sabe sacar lo mejor de Robbie. Qué mejor que relamer con deseo los morritos del chaval pringándole con toda su saliva y haciéndole suyo, sintiendo la lengua resbalar primero por la parte áspera de su barbita incipiente y después toparse con la suavidad de los labios húmedos. Ver a Aday Traun así de cariñoso y juguetón, en otra faceta diferente a la de tío cañero, mola, mola mucho.

Robbie se deja llevar por ese tio con tanta ansia de lamerle. A Aday le está gustando tanto que sin darse cuenta empieza a empinársele la polla por debajo de los pantalones, gorda y dura cargando hacia la izquierda, le sale un pedazo bulto alucinante que se le marca desde la cremallera hasta el bolsillo de los vaqueros, un puto alucine. Sólo cuando termina rozando con la punta el cuerpo del chaval, se da cuenta de lo dura que se le está poniendo, agarra la mano de Robbie y hace que le haga una buena agarrada de pelotas.

Tras su escarceo comeindo pollas en el Boyberry, Allen aprovecha la estancia en la casa de su amigo, el camarero del local del Boyberry, para que le cuenta todo lo que sepa de aquello que quedó por contarle. No es nada que no sepa ya, su novio se la está pegando con otro tío que además va buscando tema por el local. Para quitarle las penas, le aconseja que se ponga guapo que esa noche van a salir de fiesta a darlo todo por Madrid. Con unos vaqueros y una camiseta de manga corta azul ajustada y que tan bien le sienta, Allen sale todo guapo a la aventura de la noche.

En la casita de Aday, la temperatura está ardiendo. Robbie Rojo y él se enzarzan en un morreo alucinante, no sólo comiéndose con las bocas y la lengua, sino con las miradas, pura magia y deseo entre los dos. No es para menos, dos tios guapos, con cuerpazo y las pollas bien duras, rabiando por tener tema. Robbie no tarda en agacharse para sentir de cerca todo el bulto del paquete de su amigo. Deposita la boca encima y lo admira desde varias posiciones hasta que Aday se lo pone todo mucho más fácil, echándose mano a la bragueta y bajando la cremallera.

city boys 03_01city boys 03_03

El rabo de Aday Traun sale disparado como un plátano grandote, ligeramente curvado hacia la izquierda y hacia arriba, absolutamente delicioso. Tan rico que Robbie no para de dar cabezazos y ensalivar como un perrico. Con la boca en modo succión, se la mete dentro, la chupa pegándole unos meneos y la saca con un sonido liberando la presión y admirando cómo sale de su boquita completamente mojada y rebotando hacia un lado, la vuelve a coger y se infla los mofletes. Una mamada de campeonato para un pollón impresionante. Una cosa es verla desde arriba, pero cuando la cámara se pone delante se aprecia el verdadero tamaño de esa serpiente gorda y larga.

Entre guarradas en castellano que se dedican, Robbie enseña también su rabo colgante, una vertiginosa polla tan larga que el tio se la saca, arrodillado como está comiendo nabo, con las piernas un poco abiertas y la punta del rabo casi le toca el suelo. Joder cómo me gustaría cogerla con la mano y pegarle un sobeteo. Si supiese que su novio hace unas horas dejaba su saliva impresa en el mismo rabo…

Los amantes de las buenas mamadas quedamos bien satisfechos con esta, un momento perfecto para pegarse una corrida. Con la cámara situada debajo y cerquita de su barbilla, Robbie traga todo el rabo que Aday le invita a comerse. Durante un rato es una locura dejarse llevar por la imagen de ese tremendo pollón follando la carita, la saliva resbalando por la comisura de los labios que se van desplegando según entra hasta el fondo y cayendo como si fuese lefa y el soniquete incansable de un rabo que penetra una boca ensalivada hasta tocarle la garganta. Os invito a correros justo en este punto, ya vereis qué gustazo. Esto no es una simple mamada, esto es hambre de polla en toda regla.

Y tranquilos si os habéis corrido, que seguro que no os costará hacerlo de nuevo. De momento no hay rabo que no se vuelva a poner duro al ver a Robbie Rojo abierto de piernas, con su culito suave a disposición de otro tio y entre las piernas poder ver cómo le cuelgan los huevos y su alucinante y larga polla. Aday lo hace suyo y le magrea las nalgas para comprobar que se mueven como un flan durito y al punto, bien hecho, como a él le mola. Un poquito de saliva y trabajo con los dedos para abrirlo y permitir que reciba su rabo sinquejarse mucho.

Con una pierna clavada en el suelo y la otra subida al sofá para mantener el equilibrio, se amolda al culo del chaval y se la clava de gancho entrando con una suavidad y naturalidad increíbles. Aday se lo folla atrayendo la espalda del chaval hacia su cuerpo calentito, loc coge de los pectorales y lo amarra bien para que no se escape. Tener la polla dentro de un tio e inundarle de gusto sintiendo cómo lo goza es algo indescriptible. Tan espectacular es ver la follada como ver el rabo de Robbie serpenteando todo lo largo que es hacia todos los lados cada vez que lo empotra.

Imposible cansarse de admirarlo cuando toma el control y deja descansar al macho empotrador sobre el sofá mientras él se dedica a darle un pajote con el culo. Empalado hasta el fondo, hasta taponarse el agujero con los huevazos recogidos de Aday, a Robbie se le pone dura cuando la recibe, haciendo que alcance un tamaño descomunal y que rebote cada vez que salta, un jueguecito y una postura que me vuelve loco de remate. Robbie no sé si es consciente de lo potro que nos pone a todos cuando se descontrola y salta como un cabrito dejando que su rabo se dispare hacia todas partes.

Aday termina también perdiendo el control y le empieza a propinar una tanda de penetraciones restregándole bien la polla dentro del culo. Robbie no para de pajearse mientras recibe rabo hasta sacar un borbotón de leche calentita que le inunda toda la mano, seguido por un chorro que le pringa los abdominales. Para que todo eso no caiga al suelo, Robbie decide restregarse la mano por la polla antes de agacharse y ponerse a cuatro patas para que Aday se le corra encima. El pollón de Aday comienza a lanzar escupitajos de leche hacia arriba mientras todos los pegotes blancos van cayendo encima de la espalda de Robbie.

Dentro del local Liquid de Madrid, Allen se convierte en el alma de la fiesta y atrae la atención de todos, descubrimos qué relacción le une al camarero del Boyberry, Miky, y baila dándolo todo. Tanto baile le da sed y termina visitando la barra donde el camarero, Tarek, aparte de la botella de agua le deja su número de teléfono.

7:00 A.M. en la casa de Lucio Saints, otro calentón de los buenos, Lucio, Jordi Moreno y Angel Cruz se pegan el lote a punto de empezar un trío. Lucio sale un momento para llamar a un conocido para que le pase un poco de tema y empezar la fiestecita. Aday Traun acepta el encargo y Robbie le pide ir con él. Lo que no saben es que en esa fiestecita se ha colado alguien más que ya está disfrutando de los labios de Jordi Moreno posándose en su rabo gordo y enorme mientras este disfruta a su vez de los de Angel Cruz, alguien que seguía buscando fiesta y venganza. Y no es precisamente Amanda Clark.

CONTINUARÁ…

>> MIRA CÓMO ADAY TRAUN LE DA DE COMER POLLA A ROBBIE ROJO EN LUCIOSAINTS.COM

  city boys 03_011 city boys 03_012 city boys 03_013 city boys 03_014 city boys 03_015 city boys 03_016 city boys 03_017 city boys 03_018 city boys 03_019 city boys 03_020 city boys 03_021 city boys 03_02 city boys 03_04 city boys 03_022

>> MIRA CÓMO ADAY TRAUN LE DA DE COMER POLLA A ROBBIE ROJO EN LUCIOSAINTS.COM

Mostrar más
Botón volver arriba